El titular de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), Agustín Zbar.

Esa medida había generado un fuerte rechazo de la entidad liderada por Jorge Knoblovits, por la causa del memorando con Irán.

El titular de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), Agustín Zbar, pidió "de manera indeclinable una licencia por tiempo indefinido" como presidente de la organización, indicó este domingo un comunicado de la mutual judía luego de que se hiciera pública una nota en la que el dirigente solicitaba a la DAIA desistir de la querella judicial contra la expresidenta Cristina de Kirchner y otros acusados por la firma del memorando con Irán"

En una carta dirigida a la Comisión Directiva de AMIA, a la comunidad, y a la sociedad en su conjunto, el presidente de la Mutual judía pidió “disculpas sinceras, y sin ningún atenuante, por los hechos y las expresiones equívocas de la última semana”.

En ese contexto, señaló que durante más de 20 años sostuvo que los responsables del atentado a la AMIA fueron “la organización terrorista Hezbollah y altos funcionarios del gobierno iraní”. Y agregó que no ha cambiado de posición.

En tanto, remarcó que con respecto al Memorando de Entendimiento con Irán, “la AMIA reclamó por su inconstitucionalidad, y logró el fallo de Cámara que así lo ha declarado”. En ese sentido, añadió que ese pacto “significaba la baja de las alertas rojas de interpol y la muerte de la causa”.

En otro orden, sostuvo que manifestó que el fiscal Alberto Nisman “entregó literalmente su vida por la causa AMIA”. Con respecto a la causa por el Memorando, que involucra a la expresidenta Cristian de Kirchner, manifestó que “es una causa impulsada por la DAIA y que se encuentra en etapa de juicio oral”.

“Entendí erróneamente que era mejor para preservar a la comunidad de una contienda política de orden nacional, que esa causa en etapa de juicio oral prosiguiera sin la participación de la comunidad como querellante. Por eso impulsamos ese pedido a la DAIA. Muy lejos de mis intenciones estuvo lavar la responsabilidad de los asesinos y todos sus cómplices. Solo perseguía enfatizar que en el futuro fuera el propio Estado quien persiga las condenas”, detalló Zbar en la misiva.

Por último dijo que solicitó “de manera indeclinable una licencia por tiempo indefinido en mi rol como presidente de la AMIA, para que mis compañeros de Comisión Directiva puedan continuar trabajando con total libertad y no entorpecer el accionar cotidiano de la institución”.

Fuente: Ámbito

Compartir

Comentarios