Emiliano Sala con la camiseta del FC Nantes. (AP)

Juan del Azar cruzó más de 400 veces el Canal de la Mancha y da su teoría sobre el accidente.

Un piloto metido dentro de una nube en pleno Canal de la Mancha, que no sabía volar con instrumentos y afectado por el mismo fenómeno aeronáutico que lo llevó a John Kennedy Junior al fondo del mar: “desorientación espacial”. Según el experto en aviación Juan del Azar, esta es la posibilidad más palpable que habría originado la caída del Piper monomotor que trasladaba al jugador argentino Emiliano Sala entre Nantes y Cardiff. Para él, David Ibbotson, el piloto británico, se desorientó dentro de una nube porque no estaba preparado para volar con instrumentos y su cuerpo le daba las señales erróneas de dónde se encontraba. Probablemente creía estar subiendo y estaba cayendo. 

"Se trataría de un caso de negligencia grave ante una operación comercial ilegal según los datos que existen hasta ahora". Este es el análisis de Del Azar, piloto de jets ejecutivos, que cruzó al menos 400 veces esa ruta entre Francia e Inglaterra con buena y mala meteorología Ex jefe de riesgo de Merrill Lynch en Londres, economista y uno de los que manejó el post default de Rusia y de la Argentina, decidió abandonar el mundo de las finanzas para dedicarse de pleno a la aviación. 

Con las más altas calificaciones y horas de vuelo para conducir grandes aviones de pasajeros y transportar multimillonarios apurados en su jet, comenzó a estudiar ingeniería mecánica aeronáutica en California para continuar con su pasión. Conoce a fondo al mundo aeronáutico, a sus regulaciones y a algunos de los protagonistas de este drama. No descarta que los reguladores emitirán “una condena ejemplar”, que puede incluir la prisión perpetua en la justicia para los responsables. Para él, la familia de Sala tiene la posibilidad de llevar adelante un juicio en los tribunales internacionales frente a los responsables de contratar el avión por el potencial de vida del jugador hoy desaparecido

Este fue el diálogo de Juan del Azar con Clarín, durante la jornada en la que se inició la búsqueda submarina del avión en el Canal de la Mancha.

-¿Qué pasó en ese accidente?

-Como en toda investigación hasta que no haya información oficial sólo podemos especular y atar cabos de lo que ha sido publicado. Pero todo indica que había una operación que no debería haber existido y un piloto no calificado para volar en las condiciones que había en esa noche. Lo que sabemos es que el piloto pide un descenso. A esa ruta yo la he volado 400 veces por lo menos. No es una ruta que tenga nada especial de difícil. Es un cruce sobre agua. La razón para pedir el descenso, según especulaba la comunidad de aviación, era porque el avión estaba juntando hielo. Pero la información que conseguimos ahora es que este piloto no estaba autorizado para volar por instrumentos. Si ese es el caso, puede haber sido más sencillo. Puede haber sido sencillamente un caso de estar en una nube, no saber volar con instrumentos y tener lo que se llama espacial disorientation en inglés.

-Desorientación espacial.

-Hay un famoso accidente, el de John Kennedy Jr, en el que pasó eso. Cuando una persona está en una nube, si mira por la ventana, se desorienta. Entonces tiene que saber cómo volar el avión mirando solamente los instrumentos. Si la información es correcta y este piloto no estaba calificado para volar por instrumentos, sí pudo haber habido hielo. Pero es mucho más probable que haya tenido un problema de desorientación espacial. Es llamativo: tu cuerpo te da señales erróneas en ese momento. Tu cuerpo te dice que el avión está subiendo y el avión está cayendo y viceversa. Entonces lo único que es válido son los instrumentos. Es algo muy rutinario pero es algo para lo cual un piloto debe tener la licencia, el entrenamiento y demás. El fondo de la cuestión acá es que esto no era una operación comercial, no era un taxi aéreo. Esto era una operación que ,por todos los datos que tenemos, suena cada vez más a una operación comercial ilegal. Porque la aviación es muy segura en lo que es comercial. En lo que es la aviación privada depende: puede ser muy segura o muy insegura. Hay mucha libertad, algo que las operaciones comerciales no admiten. Acá hay un avión de registración americana, un piloto no tenía una licencia para un avión americano y que tenía una licencia para volar en Inglaterra en condiciones visuales. Y, de golpe, está metido en una nube, con hielo en un espacio aéreo en el cual no está autorizado para volar.

-Y de noche.

-De noche, que se hace más complicado. El problema no es que sea un monomotor o bimotor. El 95 por ciento de los accidentes son errores humanos, tanto errores de los pilotos o errores de mantenimiento. No es culpa de los aviones. Sí, a veces, hay fallas. Pero son una pequeña minoría: entre el 3 y el 4 por ciento. Por ejemplo, para cruzar el Canal de la Mancha, una operación privada no requiere una balsa en el caso que haya que amerizar.

-¿Por qué?

-Porque no es un requerimiento, pero la mayoría que vuela privadamente lo hace con una balsa. En una operación comercial es obligatorio. En todo lo que son operaciones comerciales, taxis aéreos y demás, hay un montón de regulaciones y reglas que no se pueden evitar. La mayoría de la gente que vuela privadamente, vuela con una balsa. Aparentemente este avión no la tenía. No lo sabemos. Pero por la información que está saliendo poco a poco está indicando que esto se presentó como una operación comercial cuando no lo era.

-¿Cómo funciona ese tipo de sanciones por la Agencia de Investigaciones británica? ¿ Es un caso de negligencia?

Esto es más complicado. Acá tenemos un piloto británico, espacio aéreo británico -en el borde entre Inglaterra y Francia- y entonces están involucrada Francia e Inglaterra. Y es un avión registrado en Estados Unidos, con matrícula americana, con una N, entonces ahí está involucrado el FBI, la NTSB. Tenemos que esperar más información. Por ahora sólo se puede especular. Pero si esto es una operación comercial ilegal se trataría de un caso de negligencia muy grande. Es que si es una operación privada no se puede cobrar. Es ilegal. Lo máximo que se puede hacer es dividir los costos de un viaje, pero no se puede cobrar, aun con una licencia comercial. La licencia comercial de un piloto lo autoriza a volar en una operación comercial, que está regulada por normas muy estrictas.

-Pero no en ese avión sin balsa, por ejemplo.

No, el avión no era el problema. El problema es que para operar como un taxi aéreo, esa operación tiene que estar sujeta a un montón de reglas de las autoridades británicas, americanas o francesas. Pero este avión estaba operado en forma privada. Entonces acá parecía que nada estaba en regla. Lo principal es un piloto no calificado. El riesgo en la aviación no son las máquinas, sino son los humanos, tanto los mecánicos encargados del mantenimiento como los pilotos.

-¿No era un problema que fuera monomotor? ¿O que hubiera mal tiempo y que intentara hasta 4 veces despegar de Nantes sin poder hacerlo?

-Eso de las cuatro veces de Nantes no está claro por qué fue. Generalmente antes de un vuelo se hace lo que se llama pre vuelo, donde se hace una inspección superficial del avión. Antes de salir se hace otro pre vuelo y si algo no está bien, se cancelan los vuelos. El problema no es que tenía un motor o dos motores o cuatro motores. El problema, por lo que vemos ahora, era un piloto no calificado para el vuelo que él quería hacer.

-Había otro segundo piloto, Henderson, que yo tengo entendido que usted conoce.

-Sí, lo conozco a Henderson. Es un piloto que se llama "ferry pilot", que son pilotos que transportan aviones de un lugar al otro. Y Henderson tiene mucha experiencia en este tipo de aviones. Si alguien compra un avión en Kansas, Estados Unidos, pero vive en Francia y hay que llevarlo de un lado para el otro, Henderson hace este tipo de cosas. La información que tenemos es que Henderson traía y llevaba jugadores de fútbol contratados por (Willie) McKay. Y por alguna razón Henderson le delega este vuelo al señor Ibbotson, que aparentemente era un plomero.

-Un gasista.

-Sí, no importa la profesión si estaba calificado. Pero lo que ya parece que era una operación de taxi aéreo ilegal, ahora se empeora con un taxi aéreo legal con un piloto no calificado, de acuerdo a la información que tenemos.

-¿La negligencia corre por cuenta de quién? Por parte del piloto, de los que lo contratan, de Piper, la compañía que autoriza a esa gente a viajar...

-Piper no tiene nada que ver. Piper vendió ese avión en el año 1984. El avión tiene un dueño, está a nombre de un trust. Los aviones americanos que llegan a Europa tienen que tener un dueño americano. Entonces existe un trust que incorpora muchos aviones que mucha gente usa en Inglaterra. Entonces ese avión tiene un dueño, la persona registrada en ese trust, y ese dueño le otorgaba el avión al señor Henderson para que lo usara.

McKay probablemente puede decir: "Sí, yo contrataba este servicio pero yo no sabía que era un taxi ilegal". Si acá no hubiera ningún intercambio de dinero sería legal. Pero es difícil creer que esto de estar llevando jugadores como rutina no era una operación comercial. Y en los emails que se cruzan dicen que estuvieron buscando este vuelo. Entonces todo indica que esto es un taxi aéreo, digamos, “por debajo de la mesa”.

-Ilegal.

-Sí, porque para que un taxi aéreo sea legal tiene que estar regulado por instituciones aeronáuticas que aseguran la seguridad de los pasajeros.

Fuente: Clarín

Compartir

Comentarios