El delantero argentino era ídolo en el Nantes de Francia.

Autor de 12 goles con el Nantes en la primera mitad de la temporada, había sido traspasado por una suma récord al Cardiff City. En 2017, había expresado sus deseos de vestir la camiseta albiceleste.

 

 La avioneta en la que viajaba el futbolista argentino Emiliano Sala desapareció el 21 de enero y, 14 días después, fue hallada en el fondo del Canal de la Mancha. El delantero argentino había regresado a Nantes, Francia, tras firmar contrato con su nuevo club, el Cardiff City (Gales), para despedirse de sus compañeros.

El santafesino, de 28 años, es nacido en la localidad de Progreso y dio sus primeros pasos como futbolista profesional en Francia, tras pasar por el centro de formación del Burdeos, radicado en la ciudad de Córdoba.

Autor de 12 goles con el Nantes en la primera mitad de la temporada, había sido traspasado por una suma récord al Cardiff y su fichaje tenía como objetivo salvar a su nuevo equipo, que pelearía por salvarse del descenso en la Premier League.

Pasó por clubes como el Orléans, el Niort, el Burdeos y el Caen, antes de llegar al Nantes, equipo en el que permaneció por cuatro temporadas. Y allí se destacó: convirtió 12 goles en las 19 últimas fechas de la Ligue 1, en la que peleaba por ser el goleador junto a Kylian Mbappé, Edinson Cavani y Neymar, líderes con 17, 14 y 13 gritos respectivamente.

La ilusión del futuro y el sueño de jugar en la Selección

El "Tanque", como lo bautizaron en Europa, medía 1.87 metros y a principios de diciembre del 2017 se ilusionaba con vestir la camiseta del seleccionado nacional: "Me focalizo en el trabajo diario, pero no pierdo la esperanza de una llamada de la Selección".

 

Fuente: Filo News

Compartir

Comentarios