Familiares y amigos de Héctor Calderón marchan en Belén

El hecho ocurrió en la ciudad de Belén, el pasado 18 de enero. Una pareja podría ser imputada en la causa.

Este sábado se llevó a cabo una segunda marcha pidiendo justicia organizada por familiares y amigos de Héctor Calderón, el docente jubilado que fue brutalmente asesinado en su domicilio en la ciudad de Belén el pasado 18 de enero. Una joven pareja permanece privada de su libertad acusada de haber cometido el crimen, pero los allegados del hombre pidieron encarecidamente que se haga justicia y que “dejen de justificar a los asesinos con comentarios malintencionados”.
En el día de hoy se realizará la audiencia de prisión preventiva para los sospechosos de terminar con la vida del hombre, sumamente apreciado por la sociedad belicha.


Rosa Bazán, docente compañera del educador fallecido, expresó al término de la movilización: “Héctor sigue siendo asesinado por las lenguas de aquellos que intentan justificar su asesinato. Pertenecía a un grupo vulnerable, era gay, pero no hablaba claramente de eso. ¿Por qué él se negaba a hablar abiertamente de su sexualidad? Porque era respetado, era director de una escuela, buena persona y tenía innumerables amigos que jamás lo han cuestionado por esto”.
Pablo Ortiz Díaz, otro allegado al docente asesinado,  manifestó: “A Héctor le quitaron la vida. Nadie en Belén merece morir por su condición sexual, por su ideología política y nadie quiere morir en manos de delincuentes. Por eso nos seguimos dirigiendo a las autoridades de Belén, les decimos que, si no pueden desde su rol con los delincuentes, que se hagan a un lado y den lugar a alguien que si pueda”.


“Los belichos queremos vivir en paz, independientemente de si somos hombres, mujeres, niños, ancianos. Queremos estar seguros. Estas marchas van a seguir para que nunca más nadie nos quite la vida bajo ningún concepto. Exigimos perpetua para los asesinos de Héctor y sus cómplices. No manchen a las víctimas cuando ya no pueden defenderse”.
El sobrino de Calderón, Fidel Sánchez, a su turno, expresó: “Hubo comentarios desagradables y malintencionados por parte de gente, mal llamados periodistas, e incluso de un oficial, sobre la vida privada de mi tío. ¿En serio en 2019 todavía existen personas tan ignorantes y con tanta falta de personalidad como para juzgar a alguien por lo que es en su intimidad? Como por si el solo hecho de ser heterosexual, lesbiana u homosexual tuvieran derecho de matarnos. Les digo: son lamentables”, manifestó en respuesta a los comentarios.


“Lo más doloroso es la forma en que tuvo que partir, porque le arrebataron la vida. Fue una persona que desde su lugar le dio mucho a nuestra sociedad, un profesional intachable, que no tuvo problemas o manchas en sus 27 años de docente. Por el contrario, sólo recibió el cariño y respeto de sus colegas. Fuiste incondicional, un ser de luz que estuvo en cada paso de nuestras vidas. Fuiste un hijo ejemplar, un hermano como pocos y un tío sin igual”.
Por último, el familiar pidió que  “los asesinos tengan lo que realmente se merecen y lo que esta carátula propone, que es cadena perpetua”.
 

Cabe recordar que el día mencionado, el docente fue encontrado sin vida en el interior de la bañera en su casa, ubicada a pocas cuadras de la comisaría de Belén, con claras señales de haber recibido una fuerte golpiza.
Gabriel “Gabocha” Carrizo y su novia adolescente son los principales sospechosos del hecho, ya que habrían sido captados por cámaras de seguridad y habrían gastado dinero -presuntamente sustraído de la casa de Calderón- en distintos comercios de la zona.

 

Fuente: El Esquiú
 

Compartir

Comentarios