El hecho se registró a las 11.30

Dos motochorros, utilizando una escopeta, redujeron a un motociclista y lo despojaron de su vehículo.

La Fiscalía Especializada en Robos y Hurtos de la IV Nominación, a cargo de Arnoldo Suasnabar, ordenó la aprehensión de un individuo que junto a otro cómplice robaron una motocicleta el pasado domingo.

El hecho se registró a las 11.30 de ese día, en circunstancias en las que Guillermo Rolando Ríos se encontraba realizando compras en un negocio ubicado en Constitución y pasaje Martí. En la vereda había dejado estacionada una motocicleta Corven 110, de color rojo.
Imprevistamente, de acuerdo a fuentes judiciales, llegaron dos desconocidos a bordo de otro motovehículo. Uno de ellos llevaba una bolsa grande de harina vacía de la que extrajo una escopeta. Ríos, que en ese momento, salió del negocio, fue encañonado por uno de los ladrones. Bajo amenazas de muerte lo despojaron de dinero y de las llaves de su moto.

Uno de los delincuentes huyó en ese vehículo, mientras, su cómplice escapó en otra dirección. La víctima detuvo un taxi que pasaba por el lugar, en el que siguió a uno de los individuos por inmediaciones del canal Sur, quien al llegar a la intersección con la avenida Colon, realizó una brusca maniobra y perdió el control, cayendo sobre el
pavimento. Fue asistido por un policia que se encontraba en la zona.
Al llegar la víctima al lugar, relató lo ocurrido al uniformado, quien dio intervención a la comisaria 13, a cargo de esa jurisdicción.

El caso está en manos del fiscal Suasnábar, quien determinó que el detenido sea presentado en Tribunales en el día de hoy (lunes), circunstancia en la que se abstuvo de declarar, por lo cual el fiscal dispuso que permanezca detenido.

Dos casos en Alderetes

Daniel Alejandro Jiménez, de 21 años, denunció que en la madrugada del
primero de febrero pasado, circulaba en su moto por la intersección de
las calles Alberdi y Dominga Corbalán, cuando fue abordado por dos motochorros, uno de los cuales llevaba un arma de fuego. Bajo amenazas
de muerte, lo obligaron a detener la marcha. Luego lo despojaron del rodado y huyeron.

Por otra parte, una enfermera denunció que un desconocido la despojó mediante engaños de su rodad. Se trata de Raquel Luz Esperguin, de 27 años, que en la
noche del sábado 2 de febrero circulaba en una moto Zanella 150 cc.
Según explicó, llevaba cómo acompañante a una persona que no conocía, pero que le había pedido ayuda porque tenía un familiar enfermo.

La joven accedió a asistir a esta persona. Cuando se desplazaban por
las cercanías del “puente de hierro”, el desconocido le pidió que detuviera la marcha para satisfacer una necesidad fisiológica. La joven disminuyó la velocidad, circunstancia en la cual el desconocido extrajo un arma de fuego, la amenazó de muerte y la despojó de la moto, dándose a la fuga con rumbo desconocido.

Compartir

Comentarios