Para Mearns, es claro que no existen esperanzas de vida.

El líder de la empresa Blue Recoveries, firma contratada para buscar los restos de la nave, aseguró que elevarlo a tierra ayudaría a la investigación y al duelo de las familias.

David Mearns, jefe del equipo de "Blue Recoveries", el privado que contrató la familia Sala, aseguró que hay que rescatar del fondo del Mar los restos del avión "Piper Malibú", pese al elevado costo que tendrá esa operación.

"Es caro, pero ¿qué importa el dinero frente al deseo de dos familias?", aseguró Mearns en una entrevista que concedió al diario "L'Equipe" de Francia. Además, el hombre que dio el anunció del hallazgo del avión, resaltó que esa acción "puede permitir encontrar indicios de lo que pasó".

En ese sentido, opinó que ahora que ya no hay esperanzas de vida, y más con el hallazgo de al menos un cuerpo, ese hecho también puede ayudar a que ambas familias hagan el correspondiente duelo. 

El equipo de Mearns fue contratado por la familia Sala, que financió todo con el dinero recaudado a través de la página de "GoFoundMe". "Blue Recoveries" trabajó en concordancia con el gobierno británico y para la búsqueda utilizó un pequeño barco de 19 metros. Ellos, ayudados por un radar, encontraron los restos del avión que luego fue filmado por un ROV operado por el "Geo Ocean III" del gobierno británico. 

Por último, Mearns confirmó que durante tres días las autoridades británicas trabajarán en la zona para recalar elementos y que, en ese periodo, decidirán si es necesario reflotar el avión.

Fuente: Doble Amarilla.

Compartir

Comentarios