El acusado fue trasladado a la comisaría de la zona.

La Policía realizó varios allanamientos para dar con el sospechoso que estaba escondido en la casa de sus abuelos en Banda del Río Salí.

La policía, después de dos meses, detuvo a un hombre acusado de abusar de una nena de dos años.

La madre de la menor denunció que había encontrado en la cama al sospechoso con su hija. “La estaba asfixiando con un acolchado”, relató la mujer que inmediatamente reaccionó y empujó a Torres golpeándolo también con un objeto.

No conforme el acusado comenzó a agredirla físicamente, provocándole varias lesiones en su cuerpo y en su rostro. Luego se dio a la fuga.

Según trascendió, la menor ya había contado a otros familiares que Torres tocaba sus partes íntimas, incluso llegó a tener lesiones en sus piernitas producto del abuso.

Se habían realizado varios allanamientos, pero sin resultados positivos. Finalmente, tras una intensa tarea de inteligencia se logró dar con el paradero de Torres y se diagramó un operativo para su detención, así se hizo por pedido de la Fiscalía de Instrucción de la I Nominación.

El allanamiento se hizo esta vez en la casa de los abuelos del acusado ubicada en calle Urquiza al 700 del barrio Santo Cristo de Banda del Río Salí. Torres se encontraba en la vereda cuando llegaron los efectivos. No se resistió a su arresto y fue trasladado a dependencia policial. Se espera que hoy declare en Tribunales.

Compartir

Comentarios