Los docentes particulares aspiran a una mejora salarial importante para este año.

"Venimos arrastrando una preocupación muy grande", sostuvo el titular del gremio en Tucumán, Bernardo Beltrán. El dirigente, también planteó el problema de la precarización laboral existente en algunos colegios de la provincia. El lunes próximo realizarán una asamblea.

La pérdida adquisitiva del salario, el aumento de la precarización laboral, mayor cantidad de contratos a término, esos, entre otros aspectos, fundamentan la preocupación general que mantiene el sector privado que nuclea a la educación en Tucumán. Así lo afirmó Bernardo Beltrán, titular del Sindicato Argentino de Docentes Particulares (SADOP) de la provincia.

Resultado de imagen para sadop tucuman

A pesar de estar este sindicato excluído de las negociaciones por el salario de los trabajadores entre el frente gremial docente y el Gobierno de la provincia, igualmente se ve afectado en los resultados, por lo que Beltrán planteó las necesidades de los docentes del área privada: "creemos que este acuerdo debería tener un incremento del 30% del salario, que es la expectativa inflacionaria que se plantea para el próximo año, con un adicional de esa cláusula gatillo que en algo sirve para paliar la pérdida del poder adquisitivo, pero que se aplique antes de los seis meses, sino se da una pérdida".

En torno a la precarización laboral de los docentes particulares, el líder sindical adujo: "el sector privado atiende casi el 30% del sistema educativo, el Estado, del presupuesto educativo, designa un poco más del 10% en aporte a los colegios. Dentro de ese aporte se produjo un congelamiento de ítems que afecta a la economía de algunos colegios, por lo que se presentan dos opciones: se aumenta la cuota o se precariza la situación del docente. En el escenario que vivimos, el aumento de cuotas es cada vez más dificultoso".

Resultado de imagen para sadop tucuman

Por último, antes de convocar a los delegados del Sindicato para el próximo lunes a las 10 de la mañana, donde tratarán estos temas y más, Beltrán reconoció que "hay instituciones en las que los docentes no se pueden afiliar al gremio. La negación a la afiliación es porque se esconden muchas cosas en los colegios, pero igualmente las preocupaciones de docentes terminan llegando de una u otra forma a nosotros. Creemos que esa actitud, contraria a la ley, se hace cada vez mas ineficiente. Al no haber afiliados, se dificulta el diálogo con la empresa a cargo, porque con delegados se dan diálogos previos, pero de esta forma se va a la confrontación".

Compartir

Comentarios