El comisario Pineda. (Foto La Gaceta)

El caso más resonante en los últimos días es del comisario Alfredo Pineda, quien fue detenido por robar cable de la vía pública en Alberdi. Tiene otras causas.

Hace un tiempo salieron a la luz varias causas donde policías estarían involucrados. En estos casos la Justicia realiza una investigación detallada para llegar a la verdad.

Como la de Laura Gómez, policía que trabaja en el Sistema 911, que denunció el robo de su motocicleta desde la playa de estacionamiento de la Subjefatura de Policía. La motocicleta estaba en un lugar donde el público común no tiene posibilidad de acceder, por lo que se sospecha que otro uniformado pudo haber sido autor del robo.

Otro caso es el Darío Mauricio Sandoval. El efectivo policial que había denunciado en octubre del año pasado a sus pares de la comisaría de Lules por prestar servicios adicionales en forma ilegal, fue denunciado y detenido el 27 de enero.

El agente W.L fue asistido en el hospital Padilla, tras sufrir la agresión de un grupo de personas. El hecho había sucedido en calle Batalla de Tucumán al 1.400, en la comuna de San José el sábado 26. Hubo varias hipótesis alrededor del caso. La primera que fue un intento de robo. La segunda se concentra en la denuncia de una mujer que asegura que el policía había sido uno de las tres personas que habían ingresado a su vivienda para robarle. Aclaró que sus vecinos lo atraparon y, después de darle una golpiza, le quitaron sus pertenencias. Pero hubo una tercera versión del caso: el uniformado habría ido a cobrar dinero que habría pedido a un sospechoso de comercializar droga en la zona.

Uno de los casos que tomó trascendencia en enero es la falta de droga secuestrada en un procedimiento. A fines de noviembre del año pasado, luego de nueve allanamientos, la Justicia Federal logró desarticular una banda narco que se dedicaba a la venta de drogas en Villa 9 de Julio. En un principio se informó que se habían secuestrado un kilo de marihuana y 250 gramos de cocaína. El dato que encendió la alarma fue que el peso de los estupefacientes incautados varió un 10% al llegar a los depósitos de la Policía Federal. ¿Qué pasó? Eso es lo que intentará averiguar la Cámara Federal, después de una denuncia presentada por el fiscal Gustavo Gómez.

El último y más resonante es el del comisario Alfredo Pineda, quien fue detenido por robar cable de la vía pública en Alberdi. El uniformado, que tiene dos causas pendientes en Tribunales, negó haber cometido el hecho y acusó a sus colegas de haberle tendido una cama. En las próximas horas se escucharán los testimonios de los vecinos que lo detuvieron y que dijeron que fueron amenazados con una escopeta por el oficial.

Compartir

Comentarios