Toledo destacó que el gobierno provincial cumplió adecuadamente con las condiciones el año pasado.

El titular del gremio sostuvo que apuntan a un incremento salarial que logre proteger el poder adquisitivo de los maestros. Agregó que van a poner todas las energías "en buscar soluciones para la escuela pública y para defender los derechos de los trabajadores de la educación".


Esta tarde comienzan las negociaciones paritarias en el sector educativo de la provincia. David Toledo, titular de ATEP, que junto a AMET y ATEM llevarán adelante las conversaciones con miembros del gobierno tucumano, anunció cuáles serán los ítems a exponer para justificar sus pedidos: "buscaremos soluciones para la escuela pública, para la educación de los niños, adolescentes y para los derechos de los trabajadores de la educación. Esa es la premisa que llevamos".

"Necesitamos que la escuela pública tenga más vigencia que nunca. Vamos a exigir al gobierno de la provincia una condición digna de trabajo", profundizó en el pedido Toledo, y amplió en cuanto a las condiciones edilicias antes de detallar el pedido salarial: "se hace necesario que los edificios estén en condiciones, los accesos con la Ley Terciaria de Caminos, el desmalezamiento de los locales escolares, la limpieza de tanques de provisión de agua potable".

Lo único concreto hasta el momento en cuanto a las condiciones salariales a solicitar, según Toledo, es el pedido de un incremento para que el poder adquisitivo del salario no se deteriore: "el año pasado firmamos un acuerdo del 17% y la inflación fue del 47,8%. No desatendemos lo que ocurre a nivel nacional en la educación, que es muy grave. Pedimos que se revea el presupuesto educativo aprobado en el congreso", asegurando que van a pedir una nueva cláusula gatillo, superior a la de 2018.

 

Compartir

Comentarios