El equipo de Nuñez se quedó con el superclásico.

El equipo millonario derrotó por 3 a 1 al xeneize cortando una racha de largo tiempo. Además, repitieron el resultado que consiguieron los varones en la final de la Libertadores.

Vaya manera de festejar, chicas... No habrá sido como exactamente hace dos meses en el frío de Madrid, en el Bernabeú. No habrá sido una final de Libertadores, pero... En una mañana a puro calor (y no sólo humano), River le ganó 3-1 ante Boca en la cancha auxiliar del Monumental e hizo historia en la primera fecha de la Fase Campeonato del torneo femenino al derrotar tras nueve años a su clásico rival.

En el primer tiempo parecía que la superioridad era de Las Gladiadoras, y la arquera de River, Florencia Chiribelo, despejaba con firmeza pelota tras pelota. Aun así, a los 13 minutos, Mercedes Pereyra -quien viene goleando hace rato-, tiró al arco una pelota cruzada. La 1 dio el rebote y tras un cabezazo de la defensora Ghijo, llegó el primero de las Millo para abrir el marcador.

El segundo grito vino gracias a un toque firme de Nicole Hain desde el palo derecho y puso el 2 a 0. El tercer gol fue de Fanny Rodríguez quien la robó en una salida a los 11 minutos del segundo tiempo y definió con precisión abajo al palo derecho de la arquera. En Boca, la celebración llegó a los 36 del segundo tiempo con la definición de Yamila Rodriguez, quien puso el 3 a 1. Aunque los últimos diez minutos las visitantes buscaron sumar, Chiribelo se lució defendiendo el arco y cerró el partido.

River le ganó 3-1 a Boca en fútbol femenino. (Prensa River)

 

A pesar de que la Xeneizes mantuvieron un ritmo intenso a lo largo de la mañana y sumaron grandes incorporaciones al plantel, no les alcanzó para ser superiores y las locales rompieron la racha: desde el 2010 que no ganaban un Superclásico. Este sábado, a dos meses de la final de la gran final de la Libertadores en Madrid, las Millonarias reescribieron el cuento...

River le ganó 3-1 a Boca en fútbol femenino. (Prensa River)

River derrotó a Boca por 3-1 y todas las chicas pidieron por un fútbol femenino profesional.

 

Fue una gran jornada. En las tribunas de la cancha auxiliar del Monumental, el mate giraba y el grito de aliento acompañaba. La pregunta inicial de muchas se repetía: “¿No empezó puntual, no?”. Claro, la situación es siempre igual y los partidos no suelen arrancar en horario. Quien dice a las 9, dice 9.15, y la puntualidad parece estar siempre ausente en las canchas de fútbol femenino.

River le ganó 3-1 a Boca en fútbol femenino. (Prensa River)

 

Las selfies y las fotos en grupo también se repetían, pero hubo una en particular que fue tendencia: el cartel que sentenciaba “#fútbolfemenino Profesional”. La lucha desde adentro de las canchas y las tribunas es la misma: que el deporte se profesionalice y las chicas puedan dedicarse a esto como trabajo. Los goles esta vez no se hicieron sólo en el campo de juego. En la hinchada también. Y ahí no hubo rivalidad. Hubo más unión que nunca.

 

Fuente: Olé

Compartir

Comentarios