Tras la requisa, el juez federal de Santiago del Estero ordenó decomisar la sustancia y el vehículo.

La droga iba oculta, en 21 ladrillos, dentro del tanque de combustible.

Gendarmería Nacional, en el marco de la lucha contra el narcotráfico llevada adelante por el Ministerio de Seguridad de la Nación, secuestró más de 25 kilos de cocaína que eran traficados ocultos en el tanque de combustible de una camioneta.
Efectivos de la Sección “Monte Quemado”, dependiente del Escuadrón Núcleo 59 “Santiago del Estero”, mientras efectuaban controles sobre la Ruta Nacional N° 16, en cercanías a la ciudad de Monte Quemado, departamento Copo, interceptaron una camioneta Ford Ecosport. 

El vehículo era conducido por un hombre, quien circulaba acompañado por tres hijos menores de edad. Se dirigía desde la provincia de Salta hacia Chaco.
Durante la inspección correspondiente, los gendarmes observaron que el conductor respondía de manera dubitativa las preguntas de rutina, especialmente sobre los motivos del viaje. Ante esta situación, los uniformados decidieron intensificar la requisa del rodado. En esta circunstancia, advirtieron el bajo nivel del combustible, lo que llamó la atención por el largo viaje que debía realizar.

Ante la sospecha de que podría transportar droga en el tanque de nafta, se realizó un control minucioso ante la presencia de testigos. De esta manera, se comprobó que traficaba “ladrillos” de una sustancia blanca que luego se comprobó era cocaína. Sacaron 21 paquetes del citado estupefaciente, con un peso total de 25,470 kilos de droga.

El juez federal de Santiago del Estero, Dr. Guillermo Molinari, ordenó que el conductor sea detenido y acusado de infringir la Ley 23.737 y se secuestre el vehículo y el estupefaciente.

Asimismo, el magistrado dispuso que los menores sean trasladados a la dependencia de la fuerza de seguridad, hasta que se ubique a la madre, a quien serán entregados.

Fuente: Nuevo Diario

Compartir

Comentarios