Un total de 502 personas han perdido la vida en el noreste de República Democrática del Congo y el riesgo es que se expanda a otros países (AFP).

Un total de 502 personas han perdido la vida en el noreste de República Democrática del Congo y el riesgo es que el virus se expanda a otros países.

Un total de 502 personas han perdido la vida en el noreste de República Democrática del Congo (RDC) por la epidemia de ébola detectada a principios de agosto, según un nuevo balance del Ministerio de Sanidad. La cifra incluye 441 casos de muertes confirmadas por esta enfermedad y 61 en los que ésta es la causa probable.

El informe incluye además 271 casos en los que los afectados han superado la enfermedad y 178 casos sospechosos aún no confirmados, informa la emisora de la ONU en RDC, Radio Okapi.

"Se han confirmado dos nuevos casos, uno en Oicha y uno en Kyondo, tres nuevas muertes por casos confirmados", señala el Ministerio de Sanidad, que reconoce además casos dentro del Ejército en la ciudad de Butembo.

En las zonas de Katwa y Butembo se han registrado el 71 por ciento de los casos detectados en las últimas tres semanas, en las que han surgido nuevos focos en zonas dispersas en términos geográficos, ha informado la Organización Mundial de la Salud (OMS) en un comunicado.

La organización internacional ha detectado "mejoras tangibles" en zonas clave como Katwa, gracias en gran medida a las actividades de concientización a nivel de comunidades, pero también ha lamentado "retrasos" en la detección y aislamiento de nuevos casos y contactos con cadáveres de enfermos, entre otros desafíos para alcanzar la completa desaparición del brote.

El riesgo sigue siendo "muy alto", tanto a nivel nacional como regional. No en vano, las provincias congoleñas por las que se ha expandido el ébola están cerca de las fronteras con Uganda, Ruanda y Sudán del Sur, por lo que ha instado a los países vecinos a extremar las medidas de vigilancia y prepararse ante un posible salto del virus.

Fuente: Clarín

Compartir

Comentarios