La menor estará acompañada por un equipo de profesionales.

La menor habría sido abusada por la pareja de la abuela. La menor podría pedir una interrupción del embarazo, un tutor legal es el que debe dar la autorización.

Está programado para que este lunes, la niña de 11 años que está embarazada producto de una violación, declare en cámara Gesell. Además, respondería si quiere interrumpir el embarazo, tal como lo establecen las leyes vigentes.

Según la denuncia realizada por la madre de la menor, la pareja de su abuela sería el autor del hecho. En un control médico, por dolores abdominales, los profesionales descubrieron la niña estaba embarazada de 16 semanas.

La madre de la niña la llevó hasta el Hospital del Este. De acuerdo con fuentes judiciales, el diagnóstico indica que tanto el embarazo en sí, como una posible interrupción, ponen en peligro la vida de la criatura. Si bien la niña podría pedir una interrupción del embarazo, un tutor legal es el que debe dar la autorización. Sin embargo, por ahora, ninguno de los familiares estaría en condiciones de cumplir los pasos que indican las normas.

La Justicia le quitó la tutela legal a la madre de la niña en 2014, a raíz de que su concubino habría abusado de dos hermanas de la niña. Por ese caso, el hombre espera ser enjuiciado. La abuela se había transformado en la guardiana legal, pero al estar acusado ahora su novio, perdería la tutela.

Compartir

Comentarios