La niña tiene 11 años y está embarazada.

La menor es asistida por un equipo de psicólogos y médicos especializados. El supuesto abusador está detenido.

Ayer la niña de 11 años que quedó embarazada después de haber sido abusada por la pareja de su abuela, declaró en Cámara Gesell y confirmó el abuso. La fiscal María del Carmen Reuter determinó una contención especial hasta que termine de ser revisada por los especialistas.

Según fuentes judiciales el abusador atacó a la menor de edad cuando quedaron solos en su casa. El acusado quedó detenido después que la madre realizará la denuncia.

Durante la entrevista no hizo ningún tipo de referencias sobre si quiere interrumpir el embarazo. La fiscala dispuso que la niña sea hospitalizada en un centro asistencial. Allí recibirá atención médica y psicológica, según pidió Reuter.

La fiscala Adriana Giannoni, que debe intervenir si es que se decide interrumpir el embarazo, solicitó ayer una copia del expediente para ir estudiándolo. También se espera una confirmación oficial sobre el estado de salud de la niña. Hasta el momento, la madre de la niña dijo que los médicos comentaron que su vida corre peligro si continúa con el embarazo y pasaría lo mismo si decide hacer un aborto. Tampoco está claro cuántas semanas tiene de embarazo. En un primer momento se dijo de 16 semanas, pero ahora se especula que podrían ser más de 20.

En el Siprosa ya confirmaron que si se reúnen todas las condiciones legales, los médicos se harán cargo de la operación, sin obligar a ningún profesional.

Compartir

Comentarios