Es el incremento inicial que se da cada año en forma variable en función a la inflación. Luego, en junio la suba representará un 10,8%. El beneficio de la movilidad alcanzará a cerca de 18 millones de personas en Argentina y es de acuerdo a la Ley 27.426.

 

 En medio de una ola de nuevas protestas callejeras y reclamos de los movimientos sociales por mejoras en los programas asistenciales, el Gobierno anunciará en marzo próximo un aumento del 11,8% para los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y para los jubilados.

Así lo confirmaron a Infobae fuentes calificadas de la Casa Rosada, que también detallaron que el presidente Mauricio Macri se mantendrá firme ante lo que considera "métodos extorsivos" de parte de algunas agrupaciones piqueteras que este miércoles saldrán a la calle en otra señal de protesta contra el Gobierno.

El aumento que se anunciará en marzo es el incremento inicial que se da cada año en forma variable en función a la inflación. En diciembre pasado hubo un incremento del 7,78%, por lo que la jubilación mínima quedó en 9.300 pesos y la AUH en $1.825 por beneficiario. Sobre estos montos se aumentará un 11,8 por ciento.

Así, la estrategia de dar un nuevo aumento a los beneficiarios de la AUH y a los jubilados se corresponde con el incremento inicial de cada año. No hay nada de extraordinario en ese incremento que se reforzará en julio.

Además, en el Ministerio de Desarrollo Social y en la Jefatura de Gabinete evaluaron que en los próximos días se vendrá una fuerte embestida de los grupos piqueteros teniendo en cuenta que se ingresa en la campaña electoral y que en marzo el INDEC dará a conocer el nuevo índice de pobreza que reflejará un aumento de indigentes y pobres de al menos cuatro puntos más que la última medición que fue del 27,3% en el primer semestre de 2018.

En virtud de este clima adverso para la Casa Rosada, no fue casual que este martes la ministra de Desarrollo Social Carolina Stanley sostuviera en forma tajante ante el reclamo de los movimientos sociales: "Si quisieran dialogar, podrían pedir una reunión. Se puede abrir el diálogo, pero no es necesario utilizar métodos extorsivos", sentenció.

Las palabras de Stanley surgieron ante la marcha convocada para el miércoles por la Corriente Clasista y Combativa, la CTEP, Barrios de Pie y el Frente Popular Darío Santillán, entre otras organizaciones.

Allegados a la ministra de Desarrollo Social evaluaron ante Infobae que "el reclamo de los grupos piqueteros tiene un tono electoral ya que hoy en la Argentina se terminó la intermediación de los planes y hay una atención puesta en cada uno de los argentinos que sufre la pobreza".

En este sentido, Stanley comentó ante un grupo de funcionarios en la Casa Rosada que "lo peor de la crisis social pasó entre septiembre y diciembre", por lo que ahora se espera en el Gobierno que haya mejoras en la economía que reviertan la situación de pobreza.

En rigor, el índice en aumento de la pobreza que dará el INDEC en marzo reflejará lo ocurrido de esos meses de crisis cambiaria e inflación que pegó en los sectores bajos. Pero en la Casa Rosada no creen que en adelante esta situación se agrave.

  Fuente: Infobae

Compartir

Comentarios