El ministro de Desarrollo Social, Gabriel Yedlin, consideró que las políticas implementadas por Nación, afectan a los más vulnerables. Este año en la provincia funcionarán 900 comedores escolares.


Gabriel Yedlin visitó los estudios de LV12 recién llegado de Buenos Aires, donde tuvo reuniones con sus pares y un miembro del gabinete nacional, y consideró con "resultados que uno no desearía", a tono con la ayuda recibida a nivel nacional con respecto a la asunción de Mauricio Macri en 2015: según el ministro de Desarrollo Social de Tucumán, el financiamiento oficial para su área era del 60% a nivel nacional y 40% del provincial con el gobierno de Cristina Kirchner, y hoy es del 80%-20%.

"El gobernador nos dice que pidamos todo lo que nos corresponda y no demos nada por sentado. Nos juntamos con uno de los viceministros (la ministra hace dos años que no nos recibe) y le contamos nuestras necesidades. Tucumán va a abrir 900 comedores escolares este año, 100 más que el año pasado", aseguró Yedlin en conversación con La Mañana de la 12, y sentenció el motivo de este presente crítico: "hay más necesidades porque hay un fracaso de un modelo económico. El año pasado el costo de los alimentos fue superior a la inflación".

Otro de los motivos deficitarios para el Desarrollo Social de la Nación, según Yedlin, se basa en la centralización del gobierno nacional, que es "de gente porteña": "ellos tienen la obligación de administrar la plata para todo el país, no sólo para Buenos Aires. Lo que no nos dan, lo creamos por nuestra cuenta".

Compartir

Comentarios