Farfán es mencionado como el Chapo Guzmán de Sudamérica.

José Miguel Farfán fue capturado en Santa Cruz de la Sierra con una documentación falsa, ya registrada como seudónimo. Argentina trabajó en conjunto para dar con el narco.

La detención de José Miguel Farfán en la zona boliviana de Santa Cruz implica que dieron con uno de los narcotraficantes más buscados de la Argentina. Está acusado de tráfico de drogas y de sobornar a un juez de Salta para escapar.

El operativo, a cargo de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn), fue resultado de un trabajo de investigación conjunta entre La Policía Nacional de Bolivia  y Gendarmería argentina.

Cuando lo interceptaron en la calle Cristo Redentor, a la altura del tercer anillo de Santa Cruz, el hombre mostró una cédula de identidad boliviana con el nombre de 'Miguel Angel Salazar Yavi'. Pero los oficiales ya sabían que ese nombre suplantaba al de José Miguel Farfán y que él tenía un documento falso con el que habría entrado al país andino.

El Gobierno boliviano ya tenía información y antecedentes desde 2014 y así fue que pudieron avanzar en la investigación y seguimiento. Los detalles de la operación que se llamó 'Luna Rosa' los dieron el propio ministro de Gobierno de Bolivia Carlos Romero y el comandante general de la Policía Rómulo Delgado, en una conferencia de prensa conjunta.

Allí mismo confirmaron que se verificó la identidad de Farfán a través de chequeos antropológicos, biométricos y el análisis decatactilar. Según dijo Romero, se hizo "un excelente trabajo de cotejo de información". También indicó que ya tomaron contacto con La Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) para que, luego de emitir la certificación con sello rojo, se pueda entregar al detenido a las autoridades argentinas.

El caso es significativo en la región en general y en Argentina en particular. De hecho, el Ministerio de Seguridad había ofrecido 500 mil pesos (unos 13.000 dólares) a quien diera información sobre su paradero.

La actual ministra de dicha cartera, Patricia Bullrich, celebró el arresto en su Twitter, agradeciendo a Bolivia por su colaboración.

Según medios de los dos países, al hombre se lo apodaba el 'Chapo Guzmán' del Cono Sur, enviaba cocaína en avionetas y "se movía como un millonario".

Fuente: RT.

Compartir

Comentarios