Lonac sufrió un violento asalto ayer en la puerta de su vivienda.

El hecho ocurrió cerca de las 14 de este jueves en la avenida Mate de Luna al 3.000. "Me quiero ir de Tucumán. No puse fecha aún de cuándo nos iremos con mi familia, pero yo ya no aguanto más”, dijo la empresaria.

 

 “Hasta acá llegué. Me quiero ir de Tucumán. No puse fecha aún de cuándo nos iremos con mi familia, pero yo ya no aguanto más”, expresó Catalina Lonac luego de haber sufrido un violento asalto ayer en la puerta de su vivienda.

El hecho ocurrió cerca de las 14 en la avenida Mate de Luna al 3.000, en una propiedad del Consulado de Croacia.

“Mi casa tiene seguridad permanente”, dijo. “Generalmente me manejo sola como todos los días de regreso a casa”. La empresaria contó, conmocionada aún por el hecho, que no es la primera vez que sufre un robo en la zona. “Yo volvía de trabajar a las 2 de la tarde por calle San Martín. Fui por Padre Correa y doblé hacia mi casa, que queda a 100 metros”, dijo la empresaria. “Algo que me pareció extraño y llamó mi atención es que vi dos hombres que estaban en una motocicleta y habían doblado en “U”, justo en Padre Correa y avenida Mate de Luna”, dijo.

Lonac destacó que las personas que iban en la moto estaban vestidos con ropa de grafa y que llevaban consigo “algo que parecía herramientas de trabajo”.

“Cuestión de segundos”

“Tomé para mi casa cuando el semáforo se puso en verde y subí la vereda con la trompa del auto. Toqué bocina y el guardia de seguridad me abrió el portón”, relató. “En lo que se estaba abriendo el portón (automático), sentí una explosión y ya tenía la mano de una persona adentro de mi auto sacando la cartera del asiento de acompañante. Fue una cuestión de segundos”, dijo.

Detalló que el vidrio del lado del acompañante quedó destruido y que sólo se llevaron la cartera. “Tenía algo de dinero pero lo que sí era de gran importancia eran unos papeles de la embajada. El 22 de febrero tengo que cumplir con un día consular, como lo hago, dos veces por año”, expresó.

“Tenía mi credencial del Ministerio de Relaciones Exteriores, DNI, carnet de manejo, carnet de obra social y tarjetas de crédito”, contó.

Lonac además dijo que quedó asustada, sentada en el vehículo con el motor encendido, y que el Policía se encontraba en el interior del terreno. “Cuando el portón comenzó a abrirse, ellos se escaparon”, dijo. “Fue en un horario súper temprano, había mucha gente y vehículos en la avenida. Mi casa y auto son oficiales, tenemos seguridad privada y aún así tuve que vivir esto”, se lamentó Lonac.

“Lo único que podemos esperar es que nos maten”, dijo.

 

Fuente: La Gaceta

Compartir

Comentarios