Rivadeneira sostuvo que la recepción de autoridades y el pago del porcentaje adeudado se dio por la movilización del miércoles último.

Blas Rivadeneira expresó que "la situación es crítica". "Hay institutos que han agotado todas las reservas de funcionamiento", explicó. Agregó que no llegan las partidas o en algunos casos lo hacen con retraso. Comentó que en algunos casos los investigadores ponen plata de su bolsillo.

La situación de trabajadores precarizados que conllevan los becarios del Conicet en Tucumán los perjudica en cuanto a las negociaciones salariales, ya que no están considerados en las paritarias. Uno de sus representantes, Blas Rivadeneira, dijo que la movilización realizada el último miércoles sirvió para ser recibidos por las autoridades y acordar el pago del 25% adeudado.

A pesar de que se haga efectivo el pago (lo harán desde el mes de marzo), Rivadeneira considera que el porcentaje "es insuficiente" por una inflación anual que llega al doble de lo acordado. "hay institutos en la provincia que funcionan con dinero puesto por trabajadores propios, no están llegando las partidas de funcionamiento. El hecho de que no nos paguen ni siquiera la miseria de la paritaria era grave", expresó Rivadeneira, que consideró que si siguen cobrando lo que perciben hasta la actualidad, quedarán por debajo de la línea de la pobreza.

"Es algo gravísimo. No es un problema técnico, sino que ya se está convirtiendo en algo sistemático. Cuando no llegó el primer aumento escribimos a las autoridades y no teníamos respuestas", denunció Rivadeneira, y sentenció: "es un modus operandi: si pueden, tratarían de no darnos ni siquiera el aumento del 25%. Los becarios planteamos que se nos den derechos laborales".

Compartir

Comentarios