Peligra la continuidad del entrenador.

Tras el empate en cero frente a Belgrano, las simpatizantes cirujas insultaron y pidieron la renuncia del DT. No hubo conferencia de prensa en un clima de tensión en Ciudadela.

El clima en La Ciudadela se puso más que tenso, luego del empate de San Martín ante Belgrano. El Santo sumó su quinto partido sin ganar y complicó su permanencia en la Superliga



Luego del encuentro, y en medio de los insultos de los hinchas que pedían la renuncia del DT, los jugadores ingresaron al vestuario junto al cuerpo técnico, con Walter Coyette a la cabeza. Tras una charla tendida, el entrenador salió a tomar aire al campo de juego, donde no quedaba nadie, en teoría, pero no fue así. Aún había unos pocos que comenzaron a insultarlo nuevamente, lo que hizo que vuelva a meterse nuevamente. 



A la hora de brindar la conferencia de prensa, habitual luego de cada encuentro, el jefe de prensa del Santo informó que Coyette no iba a hablar. Minutos después, se dirigió al vestuario para ver si el entrenador había cambiado de idea, pero el DT no salió y se quedó hablando con el presidente del club, Roberto Sagra. 



A la hora de partir, Coyette se subió al micro con la misma ropa que dirigió y ocupó el primer asiento, junto a Claudio Graf, mostrándose con el rostro golpeado y devastado. Recibió el insulto de los pocos hinchas que aún quedaban en La Ciudadela y partió. ¿Seguirá al frente del equipo? Los hinchas ya dieron su veredicto. 

 

Fuente : El Tucumano

Compartir

Comentarios