ARCHIVO.

Las de luz no volverían a subir más allá del 55% previsto. Lo informó el secretario de Energía, Gustavo Lopetegui.

El Gobierno prometió este sábado que el ajuste en tarifas de gas será inferior al 30% en todo el año, mientras que las de luz no volveráa subir más allá del ajuste del 55% que está vigente.

Además, adelantó que rechazará la queja de la empresa Tecpetrol por el recorte de subsidios en el yacimiento de Vaca Muerta.

En conferencia de prensa, el secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, aseguró que no habrá nuevos incrementos en las boletas de luz, más allá del ajuste anunciado y que está en vigencia.

Sobre las tarifas de gas, indicó que "todavía falta para saber cuánto va a ser el aumento, se debe hacer una audiencia pública. Pero por las estimaciones que hay sobre el tipo de cambio y los contratos privados, se puedo decir que ese 35% de suba para el gas no se va a dar, y probablemente sea menor de 30%".

Gustavo Lopetegui, secretario de Energía.

 

En cuanto al conflicto en Vaca Muerta, Lopetegui señaló que el Gobierno "va a rechazar" el recurso administrativo presentado por la empresa Tecpetrol, en reclamo del pago de subsidios por las inversiones realizadas en el yacimiento.

"El recurso se va a rechazar, no tengo dudas, porque nos asiste la razón y dentro de aproximadamente diez días el Estado va a dar a conocer sus argumentos para ese rechazo que está siendo analizado por los abogados", manifestó.

A la vez, agregó que el Gobierno "no va a pagar un peso más de lo que está pactado", que era el pago de subsidios según la proyección de producción firmado por las empresas.

Lopetegui señaló que "hay ocho empresas en la misma situación y sólo hay problemas con una sola", en referencia a Tecpetrol, que reclama el pago de subsidios por la parte de la producción que superó los cálculos proyectados.

El secretario de Energía también destacó el acuerdo de provisión de gas con Bolivia, al señalar que "es todo ganancia para el Estado" y destacó que la modificación del contrato con el país vecino significará un ahorro fiscal neto de 227 millones de dólares al año.

Asimismo, indicó que la renegociación de ese contrato de provisión de gas "era un freno a las inversiones".

"Hoy somos más predecibles para el interés del inversor porque de a poco vamos resolviendo distintos problemas que dan más previsibilidad a las empresas", añadió.

Finalmente, destacó que se anuló un importe adicional del 15% que la Argentina debía pagar sin no se compraba todo el gas comprometido a Bolivia.

 

 

Fuente: Minuto Uno

Compartir

Comentarios