La modificación está en sintonía con la Convención Europea de Ciudades de Praga de 1976.

El gobierno de Sebastián Piñera elevó el rango del poblado de Puerto Williams, que tomará su nuevo mote luego de un censo, en el que se determinó que tiene 5.000 habitantes.

Ushuaia dejará de ostentar formalmente el título de "la ciudad más austral del mundo" a partir del mes de marzo. A partir del impulso del presidente chileno Sebastián Piñera, el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) de Chile decidió elevar a rango de ciudad a Puerto Williams, una localidad que hasta esta semana era considerada como un poblado.

Según la prensa chilena, el organismo estadístico informó que se catalogará como ciudad a los centros urbanos que cuenten con más de 5.000 habitantes, entre ellos Puerto Williams, que está ubicada en la ribera norte de la isla Navarino, en la orilla al sur del canal del Beagle.

La modificación está en sintonía con la Convención Europea de Ciudades de Praga de 1976, la cual califica como ciudad a un centro urbano que sea sede administrativa y tenga entre 2 mil y 10 mil habitantes.

De acuerdo a los resultados del Censo 2017 realizado en Chile, en Puerto Williams viven unos 2.063 habitantes. Su condición se refuerza por ser cabecera de la gobernación y contar con municipalidad, bomberos, estación policial, hospital, entre otros servicios.

Hasta entonces, Ushuaia ostentaba el título de "ciudad más austral". Con una población fija de 80 mil habitantes, podía hacer gala de esa condición pese a que está más al norte del mencionado "ex poblado" chileno.

El anuncio de Chile generó una reacción dispar en la provincia de Tierra del Fuego. Desde el punto de vista turístico, la emblemática ciudad patagónica ya había dejado en el tiempo la apuesta comercial de ser el punto "más austral" en el globo. En su lugar, se buscó promocionar lo que los fueguinos llaman como "marca Ushuaia". Así lo volvió a recordar esta semana su intendente, Walter Vuoto, en la apertura de las sesiones ordinarias en el Concejo Deliberante local.

Sin embargo, desde la gobernación no dudaron en marcar algunas señales de alerta. "A mí no me preocupa lo que haga Chile, sino lo que no hacemos nosotros como país. Seguimos teniendo ventajas, pero ellos están avanzando y nosotros seguimos estancados, tanto en Tierra del Fuego como en otras regiones turísticas del país", señaló a Infobae el vicegobernador Juan Carlos Arcando.

"No hay una visión de desarrollo en el gobierno nacional. Está faltando una mayor difusión en el exterior y es un trabajo que deben hacer las embajadas y los consulados argentinos", planteó Arcando, quien además propuso un "trabajo conjunto" entre la patagonia chilena y argentina para promover la región.

Fuente: Infobae.

Compartir

Comentarios