Marco Cecchinato

El Peque se las vio feas contra un rival que estuvo inspiradísimo y no pudo cortar la racha de 11 años sin campeones locales en el Argentina Open. El italiano festejó por 6-1 y 6-2.

Marco Cecchinato (18 del ranking mundial) cerró una semana brillante en el Argentina Open, donde se quedó con el título en la definición ante el local Diego Schwartzman (19), tras imponerse por 6-1 y 6-2 en un duelo que no hoy tuvo ninguna equivalencia.

Desde el arranque el partido fue muy duro para el argentino: se encontró con un rival inspiradísimo y que lo superaba en todo. El italiano estaba fino con el servicio y manejaba ángulos asombrosos con su revés a una mano.

Esa combinación fue insalvable para el Peque, que llegaba con más desgaste y encima sufría con su saque (44% contra 85 de su rival). Así, en apenas 28 minutos se encontró con un inapelable 1-6.

¿Podría torcer el rumbo como había hecho ayer ante Dominic Thiem? Si de algo sabe Schwartzman es de dar batalla. Salió algo más decidido en el segundo, apuntalado por el aliento del público, pero un concierto de drop shots del italiano lo volvieron a poner contra las cuerdas: 0-2.

Al game siguiente cortó la sangría de siete juegos en contra consecutivos y lo festejó levantando a la gente. Fue el aviso de que no pensaba entregarse... pero no hubo nada que hacer ante Cecchinato, que lo cerró sin dar chances de quiebre y con una holgura impensada en la previa. 

Tras una hora y cinco minutos de juego levantó las manos al cielo y se llevó una cerrada y merecida ovación del público argentino.

Compartir

Comentarios