Foto La Gaceta. Según la Justicia, Pineda negó su participación en el hecho al momento de declarar.

Alfredo Pineda será acusado de defraudación contra el Estado y tenencia de arma. Este lunes se presentará ante la Justicia. El uniformado fue puesto en disponibilidad por las autoridades.

 

 El comisario Alfredo Pineda, que está acusado de tentativa de robo, se presentará este lunes ante la Justicia para escuchar dos nuevas imputaciones en su contra: defraudación contra el Estado (descubrieron que utilizó vales de la fuerza para cargar combustible en la camioneta con la que habría cometido el ilícito) y tenencia de arma (la escopeta que le secuestraron sería de la Policía).

El lunes 4, a las 23.15, personal de la comisaría de Alberdi se dirigió al paraje conocido como “Camino a San Roque”, donde vecinos tenían detenido a un hombre que, según creían, había intentado robar los cables del alumbrado público. Una comisión policial, al mando del subcomisario Álvaro Barrionuevo (fue trasladado al día siguiente del operativo), encontró a un grupo de más de 20 personas tratando de agredir a un sujeto que se encontraba refugiado en una camioneta Chevrolet S10. Después constataron que se trataba de Pineda, jefe de la comisaría de Los Sarmiento, también en el departamento Río Chico.

Según la Justicia, Pineda negó su participación en el hecho al momento de declarar. Habría asegurado que él se encontraba con una joven en un lugar solitario y que justo en ese momento se produjo el robo. Los vecinos, alegó, lo habrían acusado a él por esa circunstancia. Además habría dicho que le “tendieron una cama”.

El comisario, que fue puesto en disponibilidad, fue registrado por una cámara de seguridad de una estación de servicios de Aguilares. Allí no sólo se descubrió que en la camioneta cargaba una escalera que podría haber sido utilizada para cortar los cables, sino que había cargado combustible. El empleado que lo había atendido confirmó en la Justicia que pagó con los vales que utiliza la fuerza para abastecer los móviles de las dependencias policiales. Por ese motivo, Pineda deberá afrontar cargos de defraudación en contra del Estado.

El fiscal Echaide recibió otro informe comprometedor sobre la escopeta que le secuestraron cuando fue aprehendido. Según se anunció oficialmente, el Registro Provincial de Armas le confirmó que ese elemento no estaba inscripto y eso sucede porque las armas que pertenecen al Estado no se inscriben. El acusado, de acuerdo a informes oficiales, había declarado que se la había adquirido a un tercero y que presentaría la documentación para confirmar sus dichos, algo que nunca sucedió.

La Policía también le presentó imágenes tomadas por las cámaras de seguridad de la provincia. Con este elemento se pudo comprobar el recorrido que hizo Pïneda desde Aguilares hasta Alberdi en la camioneta y cargando la escalera. Además, según trascendió, el comisario recién sacó el dominio de la parte trasera del vehículo en el lugar donde fue arrestado.

Echaide deberá resolver el martes la situación procesal del comisario. Los delitos de los que está acusado, en principio, son excarcelables. Además, al no haber peligro de fuga (está arraigado en la zona) ni de entorpecer la investigación (hay elementos probatorios suficientes y está separado de la fuerza) no hay razón para que se le dicte la prisión preventiva.

Pineda, que fue absuelto en un juicio por cuádruple homicidio, tiene causas pendientes con la Justicia por lesiones (baleó en la pierna a un supuesto ladrón y castigó a latigazos a un grupo de jóvenes con los que discutió) y privación ilegítima de la libertad cuando estaba destinado en la comisaría de Los Sarmiento.

 

Fuente: La Gaceta

Compartir

Comentarios