La mujer tomó la medida para manifestarse al no recibir respuestas tras diversos reclamos. Afirma que un caño de la zona donde reside se encuentra averiado y no ha tenido soluciones concretas.

 

 Cecilia Giménez, una vecina que reside en la Capital, se encuentra encadenada frente a la sede de la Sociedad Aguas del Tucumán. La mujer sufrió un corte del servicio de agua debido a una falla en un caño de la zona.

La vecina señala que se realizó un “supuesto” arreglo que ya se encuentra nuevamente destruido. ”Se había pinchado un caño, hace diez días que vine a avisar y nadie apareció. Ahí está al agua potable saliendo litros y litros”, remarcó.

La vecina actualmente no cuenta con el servicio y dice no recibir respuestas por parte de la SAT. “No tengo el servicio, le pido a mi vecina que me ayude. Estoy cansada de ir y venir, ya está pagada la escritura, hace ocho años que peleó por la regularización y nadie me da respuesta.

 

Compartir

Comentarios