La rubia quiere que su marido se quede en el Inter.

La rubia contó que se puso en contacto con Massimo Moratti, expresidente del Inter y le pidió una mano para resolver el problema.

Wanda Nara rompió en llanto y hablo del escándalo que protagoniza su marido Mauro Icardi con el Inter en el programa que forma Tiki Taka.

Según la rubia los problemas entre el Inter y Mauro comenzaron por la negociación para que renueve su contrato, llevada adelante por Wanda, motivo por el cual muchos la acusan de ser la culpable del conflicto.

Visiblemente movilizada y sin poder contener las lágrimas, Nara contó que se puso en contacto con Massimo Moratti, expresidente del Inter y quien había defendido públicamente a Icardi.

 “Le agradecí sus palabras porque Mauro estaba muy mal. Le pedí si nos puede dar una mano para que pueda volver a jugar. Y me respondió ‘¿cómo no te voy a dar una mano si yo lo entiendo? Wanda, dale tiempo que esto se va a resolver’”.

Además, aseguró que ni ella ni Mauro se quieren ir del Inter: “Es nuestra familia, no queremos irnos, no queremos dejar el club”.

Sobre la decisión del entrenador Luciano Spaletti de sacarle la cinta de capitán a Icardi, Wanda dijo que se enteró por Twitter y reveló: “Fue una decisión importante. Para Mauro, fue como que le arranquen un brazo. Juega con orgullo con la camiseta del Inter”.

Compartir

Comentarios