El spinning es una de las prácticas deportivas que menos riesgo de lesión tiene al ser un ejercicio de bajo impacto.

El spinning es una de las prácticas deportivas actuales que más beneficios aporta a la salud. Las sesiones no suelen superar la hora de duración, siendo siempre instruidas por un monitor que marca la intensidad de la actividad.

El spinning es una de las actividades más populares en la actualidad, que además aporta grandes beneficios a las personas que lo practican.

El spinning se practica en una bicicleta fija y suele hacerse en grupo con la instrucción de un monitor. Este se encarga de fijar la intensidad de cada momento con ayuda de la música, por lo que no es un ejercicio lineal. Cada clase suele durar entre 45 minutos y una hora y rara vez supera ese tiempo.

Beneficios del spinning

1. Sin riesgo de lesiones
El spinning es una de las prácticas deportivas que menos riesgo de lesión tiene al ser un ejercicio de bajo impacto. Las articulaciones y la espalda no sufren durante los entrenamientos, por lo que prácticamente cualquier persona puede hacer spinning.

2. Ayuda a combatir el estrés
Al ser un ejercicio de alta intensidad y con un gran trabajo cardiovascular ayuda a eliminar la tensión acumulada. Por ello, el spinning es una de las mejores prácticas que se pueden realizar tras una larga jornada laboral al liberar el estrés mientras se pedalea enérgicamente.

3. Tonifica tu cuerpo
El spinning es una de los entrenamientos preferidos para tonificar varias zonas corporales. La alta intensidad de cada sesión permite el fortalecimiento de piernas y glúteos al ser las zonas que más rendimiento alcanzan. No solo se entrena el tren inferior, sino que ayuda a definir otras zonas del cuerpo como los abdominales en determinados puntos de la sesión, sobre todo en la realización de inclinamientos.

4. Quema calorías y ayuda a adelgazar
Uno de los principales beneficios del spinning es que ayuda a quemar calorías y grasa. En una sesión de intensidad normal se puede llegar a quemar unas 700 calorías. Por ello, el spinning se ha convertido en uno de los deportes más completos al quemar grasas y tonificar músculos al mismo tiempo. Para que la quema de grasas se traduzca en pérdida de peso, la actividad debe ir acompañada de una dieta saludable.

5. Mejora la salud cardiovascular
Estar durante una hora pedaleando en una bicicleta convierte al spinning en una práctica de las conocidas como “cardio”. De esta forma, se mejora la salud del corazón y, por tanto, se ve reducido el riesgo de padecer enfermedades cardíacas. También se disminuye la presión arterial y los niveles de colesterol.

6. Sube el autoestima
Como en cualquier deporte, ir consiguiendo retos y metas hace que el autoestima del deportista aumente. Si a eso se le suma una mejora estética corporal y un mayor rendimiento y aguante deportivo, ayudará a la persona a verse mejor a sí misma. Esto permite que se obtenga una mayor fortaleza mental al estar consiguiendo objetivos y encontrarse mejor con su propio cuerpo.

7. Fomenta las relaciones
El spinning es un deporte que se practica en grupo y que está dirigido por un monitor. Al ser entrenamientos grupales, son mucho más amenos y ayudan a empatizar con los demás, fomentando el esfuerzo individual por superarse a sí mismo.

Fuente: efe salud

Compartir

Comentarios