El interno de la línea 132 se quedó sin frenos y chocó la carpa de venta ambulante.

Así lo informó la directora del Hospital de Niños, Cristina Alabarce. La profesional agregó que la menor, que se encuentra internada en la unidad de cuidados intensivos de ese nosocomio, continúa con respirador.


 

 Un colectivo de la línea 132, que conecta a San Miguel de Tucumán con Los Nogales, perdió el control después de haber recogido pasajeros en una parada de avenida República de Siria. Antes del cruce con calle Emilio Castelar, el vehículo se desvió, chocó con un árbol y se llevó puesto el costado de una carpa de venta ambulante que estaba en la vereda, y causó heridas a Daiana Mamaní y a su hija de 11 meses, Luana Geraldine.

El accidente ocurrió minutos antes de las 9. El conductor dijo que fallaron los frenos. La niña permanece bajo observación en el Hospital de Niños, mientras que a la madre le dieron de alta en el Hospital Padilla.

La titular del Hospital de Niños, Cristina Alabarce dialogó con LV 12 Radio Independencia y señaló: "Luana ingresó con un estado extremadamente delicado. Continua con respirador, ha tenido muy pocas variantes de su intervención".

La doctora asegura que la nena está siendo atendida por profesionales específicos. "Uno está al tanto de cada minuto de su evolución. Ayer, la neurocirujana le colocó un dispositivo para valorar muchas cosas. No hubo una necesidad inmediata de intervención. Fue derivada en un momento oportuno y en la condición adecuada de un traslado de alta seguridad."

"Las primeras 48 horas pesan mucho, pero suelen ser pacientes que pasan un tiempo importante en unidades críticas", advirtió.

Compartir

Comentarios