Héctor Cáceres falleció durante el Operativo Independencia.

Diversas organizaciones de DD.HH manifestaron su rechazo al acto que se realizó por Héctor Cáceres. El tributo, realizado en Monteros, fue reivindicado por el gobierno nacional en internet.

El 14 de febrero se realizó un homenaje en el aniversario número 44 del capitán (post mortem) Héctor Cáceres, quien falleció en el marco del Operativo Independencia, el puntapié inicial que marcó lo que sería luego el Proceso de Reorganización Nacional, que sumió a Argentina desde 1976 a 1983 en el terrorismo de Estado. El Gobierno nacional reinvindicó la ceremonia y organizaciones de Derechos Humanos repudiaron la medida. 

El Gobierno nacional, a través de la web argentina.gob.ar, publicó un artículo bajo el título "Reconocimiento a los héroes de Río Pueblo Viejo". En la nota hay una reseña sobre lo que fue el acto de homenaje a Cáceres en la localidad de Monteros que lleva su nombre. El mismo estuvo impulsado por la Asociación de Oficiales Retirados de las Fuerzas Armadas “Islas Malvinas” y participó una delegación del Ejército. 

 

 

La reseña publicada por el Gobierno señala, entre otros detalles, que el teniente general Claudio Ernesto Pasqualini,expresó : “Hace 44 años, un puñado de hombres del Ejército Argentino, todos ellos jóvenes soldados, se adentraban en el monte tucumano en cumplimiento de un decreto presidencial que, en su espíritu, buscaba restablecer la autoridad del Estado en su territorio y garantizar la paz de sus habitantes".

 

"Es justo honrar el valor y aliviar el dolor de quienes lo dieron todo por nosotros. Ellos son parte de la verdad de nuestro pasado. La Nación les debe el justo reconocimiento a su sacrificio, y sus familias merecen nuestro respeto y consuelo. Sientan, los que lucharon en aquella jornada, el legítimo orgullo de que vistiendo el uniforme de la Patria lucharon por la libertad y los derechos que hoy gozamos", citó el sitio gubernamental.

 

El artículo también brinda una reseña acerca del Operativo Independencia, que comenzó el 5 de febrero de 1975 por orden de la por entonces presidente, María Estela Martínez de Perón. "El 14 de febrero un equipo de combate del Ejército compuesto por unos 60 hombres, regresando de una misión de exploración se enfrentó con una columna de entre 20 y 30 insurrectos del ERP. Al frente de las tropas constitucionales se desplazaban el cabo primero Orellana y el teniente Rodolfo Richter, los seguía el jefe del equipo, capitán Juan Carlos Jones y el teniente primero Héctor Cáceres", señala la crónica.

 

El artículo señala que Cáceres se lanzó cuerpo a tierra para auxiliar a Richter, que había sido herido. "Ese acto heroico tuvo un alto precio, un disparo de FAL procedente de los terroristas hirió a Cáceres de muerte. Tenía tan solo 29 años", detalla.

 

"El Ejército Argentino reconoce la entrega y abnegación del capitán (post mortem) Héctor Cáceres, y acompaña a sus familiares. Asimismo, destaca el valor y heroísmo demostrado por los heridos y los demás combatientes de este trascendental hecho", finaliza la nota publicada por un sitio oficial del Gobierno.

 

Rechazo de organismos de Derechos Humanos

 

Desde diversas organizaciones sociales, algunas dedicadas a preservar la memoria y a miliar a favor de los Derechos Humanos, repudiaron el apoyo del Gobierno a este tipo de actos. "A 44 años del inicio del plan sistemático de exterminio que comenzó con el Operativo Independencia, resulta repudiable un acto que lo reivindique. El juicio histórico que tuvo lugar en Tucumán entre 2016 y 2017 terminó de echar por tierra el relato sobre 'guerra' urdido por los perpetradores de estos crímenes aberrantes. Después de 16 meses de debate, las declaraciones de 409 testigos e inspecciones oculares en los ingenios, cárceles y escuelas, que funcionaron como centros clandestinos de detención, el Tribunal Oral Federal de Tucumán condenó a diez exmiembros de las fuerzas armadas por delitos de lesa humanidad cometidos contra 266 víctimas. Así, esta clase de homenajes y actos reivindicatorios suponen una apología del delito en tanto se trata de delitos de lesa humanidad probados por la Justicia", recordaron en un documento que lleva la firma, entre otros actores sociales, de la agrupación H.I.J.O.S Tucumán y de Andhes.

En el documento, las organizaciones recordaron que el daño ocasionado sigue latente y que miles de casos no se denunciaron. "Poblaciones completas vivieron durante años bajo un control fijado con sangre y miedo. Santa LucíaCaspinchangoLulesFamailláLos Sosa, las colonias de los ingenios azucareros, entre tantas otras, sufrieron la ocupación y a la fecha, aún cuentan con una enorme cifra negra de casos no denunciados, entre otros coletazos tardíos de ese régimen de horror", señalaron.

En ese contexto, las organizaciones consideran que el homenaje incluye a genocidas que actuaron durante el Operativo Independencia y el Proceso y acusan al Gobierno nacional de mantener una postura que reinvindica el terrorismo de Estado llevado a cabo por los militares. "Exigimos que el Estado repudie este tipo de actos reivindicatorios del terror y se comprometa en todos sus niveles a consolidar el proceso de Memoria, Verdad y Justicia", pidieron.

En ese sentido recordaron que "es deber del Estado hacer carne ese camino para asegurar el estado de derecho y para que el Nunca Más, pronunciado hace más de tres décadas, sea efectivo".
 

 

Fuente: El Tucumano

Compartir

Comentarios