Cómo es el primer genérico para VIH que garantiza el acceso a medicamentos más seguros

Laboratorios Richmond desarrolló un producto con la combinación en dosis fijas de -Emtricitabina y Tenofovir Alafenamida-. El comprimido es más pequeño y garantiza la continuidad del tratamiento.

El sida es considerado uno de los problemas más graves de salud en el mundo. En Argentina hay aproximadamente 122 mil infectados. La Organización Mundial de la salud (OMS) define el VIH como una infección que deteriora progresivamente el sistema inmunitario, alterando o anulando su función de combatir infecciones y enfermedades.

En este contexto, Laboratorios Richmond lanzó PREVID –según, su nombre comercial– el primer genérico en la región con la combinación en dosis fija única de Emtricitabina 200 mg y Tenofovir Alafenamida 25 mg.

Esta asociación sumada a un tercer agente antirretroviral es recomendada en la mayoría de los regímenes de inicio de tratamiento del VIH. Está indicada en adultos y adolescentes de 12 años de edad o mayores con un peso corporal de al menos 35 kg y en pacientes co-infectados con hepatitis B.

La innovación en el tratamiento farmacológico ha transformado el VIH en una patología de evolución crónica. Si bien se cumple el objetivo principal de mantener la indetectabilidad de la carga del virus, el incremento en la edad de los pacientes así como otros trastornos secundarios hacen necesario la aparición de nuevos productos con un abordaje diferente de la enfermedad, y con menores efectos secundarios.

Se destaca que el Tenofovir Alafenamida contenido en PREVID  es un profármaco específico del Tenofovir, uno de los fármacos más usados en las pautas antirretrovirales internacionales. El mecanismo de acción del Tenofovir Alafenamida permite que, con dosis menores y reduciendo un 90% los niveles del principio activo Tenofovir en sangre, el mismo llegue de forma más eficiente a las células infectadas. En consecuencia, la exposición de los riñones y huesos al fármaco es inferior, aportando una mayor tolerabilidad y seguridad en el corto y largo plazo.

PREVID es terapéuticamente equivalente al producto de referencia de acuerdo al Estudio de Bioequivalencia in vivo aprobado por ANMAT según Disposición N° 274/19. A diferencia del empaque original, este se presenta en un blíster de aluminio que garantiza la hermeticidad y estabilidad del producto con la posibilidad separar los comprimidos de cada día, brindando una mayor comodidad y facilitando el control de la administración, visualizando fácilmente la cantidad de comprimidos consumidos y remanentes. El comprimido es mucho más pequeño que los que se usan habitualmente en VIH y  garantizan la continuidad del tratamiento. 

Fuente: Infobae

Compartir

Comentarios