Ángel Carabajal, del sindicato de Aguas Gaseosas y Afines, dijo que "a nivel nacional la crisis afecta a todos". Comentó que por la baja actividad, cerca de 25 trabajadores temporarios que habitualmente permanecían hasta mayo, es probable que corten sus actividades en febrero.


El representante del Sindicato de Aguas Gaseosas y Afines, Ángel Carabajal resaltó que si bien la crisis que se da en el rubro corresponde a Buenos Aires, no se tiene certezas sobre si podría afectar al noroeste. “Gracias a dios todavía no nos está tocando. Eso es FEMSA, acá es Arca. Eso obviamente a nivel nacional nos afecta. El producto que fabricamos está dentro de la canasta alimenticia pero no es un producto de primera necesidad”.

Carbajal señaló que algunos trabajadores temporarios podrían terminar su actividad este mes. “Nosotros tenemos gente temporaria, que trabaja en la temporada alta. Algunos que trabajan en abril, mayo y hoy se les corta en febrero. La venta bajó considerablemente con respecto a febrero del año pasado”.

“Quedamos la gente de planta permanente. De todas maneras, no estamos en situación de crisis y esperamos que no llegue. Hoy tenemos cerca de 25 trabajadores y el año pasado ellos descansaron en mayo y volvieron a trabajar en agosto”, recalcó.

Con respecto a la situación en Buenos Aires, Carabajal sostiene que el gremio estuvo reunido toda la noche, desde ayer hasta las 5.30 am aproximadamente. “Las empresas chicas sienten los aumentos de salarios. Las multinacionales se prestan para estas cosas y negociamos. Eso significa que lo favorezca a ellos y a nosotros”.

Compartir

Comentarios