El tirador se habría presentado en el hospital por un resfrío.

La Policía tuvo que irrumpir en una habitación del centro de salud de la localidad de Salvador Mazza para detener al hombre de 51 años. No provocó heridos.

Un vecino de Salvador Mazza, en el interior de Salta, que se encontraba como paciente en el hospital local, esta madrugada se atrincheró en la habitación donde estaba internado. A las 2:00 aproximadamente se escuchó un disparo en el lugar, lo que alertó a todo el personal que vivió horas de tensión.

El paciente se había encerrado en una habitación con un arma de fuego, por lo que se desplegó un operativo policial alrededor del hospital, a fin de convencer al hombre que deponga su actitud.

Ante esta dramática situación, y con el objetivo de resguardar las personas, se trasladaron a los pacientes y profesionales a una zona de mayor seguridad.

Los policías trataron de mediar con el sujeto que permanecía encerrado, exhibiendo un arma de fuego hechiza, y ante la negativa de diálogo, irrumpieron en la habitación con gases lacrimógenos y gas pimienta para reducir a la persona.

Finalmente se detuvo al hombre de 51 años y se secuestró el arma. La causa quedó a cargo del Fiscal penal de Salvador Mazza.

Fuente: La Gaceta Salta.

Compartir

Comentarios