El profesional recomendó consumir bebidas en una temperatura moderada y métodos de primeros auxilios para combatir síntomas de golpes de calor.

Las altas temperaturas que azotan a Tucumán motivan el mayor cuidado de la salud. El doctor Luis Medina Ruiz aconsejó una constante hidratación para disminuir la temperatura corporal.


A pesar de que este verano tucumano se distinguió por tener días con menor temperatura que otras temporadas, el continuo calor característico del norte del país parece haber llegado para quedarse en la última recta de la estación. Con la finalización de las vacaciones para muchos y el regreso a la actividad cotidiana, los cuidados ante las altas temperaturas se hacen indispensables, y la constante hidratación es la primera medida preventiva ante posibles golpes de calor. El doctor Luis Medina Ruiz advirtió cuáles pueden ser los riesgos de la patología.

"No hay que esperar a tener sed, hay que beber aguas, jugos, no consumir bebidas alcohólicas. La alimentación, algo que sea facil de digerir: frutas, verduras o comidas que no sean pesadas. Comidas elaboradas con mucha digestión producen alteraciones en la calidad de vida", inició su consejo el profesional de la salud, mientras que para la actividad física, recomendó evitarla "en horas pico de sol y temperatura porque es antifisiológico, o realizarlas en lugares acondicionados". Otro aspecto cotidiano es el consumo del mate, a lo que el doctor señaló: "debería ser no tan caliente, si es muy caliente no nos ayuda".

Con respecto a las temperaturas de los líquidos que consumimos, Medina Ruiz descartó los extremos: "la bebida también se recomienda que sea fresca pero no en exceso porque pueden producirse reflejos que no son buenos. Pueden ir desde paros cardíacos hasta espasmos gástricos, descomposturas, hipotensión. Uno tiene que ser medido con lo que consume", al tiempo que explicó que a nuestra temperatura corporal ideal (de 36,8 a 37 grados) debe mantenerse para evitar la fiebre y otros síntomas, sobre todo en personas de riesgo como menores de edad y ancianos.

Ante una eventual incapacidad de concurrir a centros médicos, el doctor Medina Ruiz recomendó "bajar la temperatura corporal. Hay que poner ropa más liviana, mojar el cuerpo, en la cabeza poner toallas mojadas más frías porque pueden haber incluso convulsiones. Hay que tener la precaución de que la persona tenga náuseas porque puede producir una broncoaspiración; si tomó líquidos y tiene náuseas, a esa persona hay que ponerla de costado. Si está boca arriba con nauseas, ese vómito puede ir al tubo respiratorio, que nos puede comprometer la vida".

Compartir

Comentarios