La artista tucumana se presentó en la edición 50 del Festival del Queso. La joven habló de sus comienzos con el instrumento y un profesor especial

La 50 edición del Festival del Queso sigue dejando participaciones memorables. Una de ellas, sin duda, fue la de Adriana Rojas que, con su violín, brindó un gran espectáculo al público presente.

“Estoy muy feliz por estar en los 50 años de esta hermosa fiesta”, comentó la violinista que viene de participar en Cosquín con otros artistas. “Toque en lugares importantes como la Salamanca, ahora en Yocavil”, contó.

Adriana recuerda su primer contacto con el instrumento gracias a su abuelo. “Mi mamá compro un violín cuando tenía 12 años porque mi abuelo tocaba y con el tiempo me empecé a interesar por el instrumento y empecé a estudiar decidí que la música era lo mío. Compuse una canción dedicada a él”, comentó.

Este talento de nuestra provincia ya ha recorrido diversos escenarios del país. Entre ellos, Córdoba, Jujuy, Catamarca y por supuesto, en Tucumán.

Compartir

Comentarios