La camioneta en la que llegaron los jóvenes marplatenses al camping de Miramar.

Así lo revelaron los resultados de los estudios genéticos practicados a las prendas y al cuerpo de la adolescente.

Los resultados de los estudios genéticos establecieron que el ADN encontrado en las prendas y en el cuerpo de la chica de 14 años que denunció haber sido abusada en un camping de la ciudad bonaerense de Miramar el 1 de enero último, pertenecen a solo uno de los tres jóvenes detenidos en la causa.

Del informe también se desprende que se halló material genético de un joven de 20 años amigo de la adolescente y de la familia que no está imputado en la causa y que cuando declaró como testigo en la causa aseguró haber mantenido relaciones consensuadas con la menor de edad.

Según los estudios que se realizaron en el Laboratorio de Genética Forense de La Pampa y al que las partes ya tuvieron acceso, en el material analizado sólo se encontró el ADN de Lucas Pitman (21), uno de los tres jóvenes detenidos de los cinco imputados que tiene el expediente y que están acusados de haber violado a la menor en las primeras horas del 1 de enero 2019, añadieron las fuentes.

En tanto, los estudios de ADN arrojaron resultado negativo para Tomás Jaime (23) y Juan Cruz Villalba (23), ambos detenidos junto a Pitman en la unidad carcelaria de Batan.

Tampoco se hallaron rastros genéticos de los otros dos acusados, Roberto Costa (21) y Emanuel Diaz (23), quienes fueron liberados por pedido de la fiscal Florencia Salas, luego de un reconocimiento fotográfico en Cámara Gesell en el que la víctima no pudo confirmar que ellos hubieran estado presentes al momento del abuso.

Pitman está acusado del delito de “abuso sexual con acceso carnal agravado” al igual que sus otros cuatro amigos, y en su declaración indagatoria, el joven reconoció haber mantenido relaciones con la adolescente pero siempre afirmó que habían sido consentidas y que no se trataba de una violación.

Fuente: La Nación

Compartir

Comentarios