El 22 de febrero de 1904 se izó por primera vez la bandera argentina en la inauguración de la Base Orcadas.

Oscar Bordón, que se desempeña como observador meteorológico, permanece en la base Orcadas desde el 5 de enero. "Fui seleccionado para esta campaña", explicó. Comentó que las tareas diarias comienzan a las 7 de la mañana.


Las temperaturas y las distancias son apenas algunos de los factores que se deben enfrentar en un lugar tan lejano como la Antártida. Oscar Bordón, un especialista tucumano, se encuentra en el continente blanco desde hace casi dos meses y habló con LV12 sobre las tareas que se desempeñan en el lugar.

“Desde el 5 de enero estoy en la base, viajamos el 25 de diciembre en el rompehielos Irizar. La dotación actual es de 29 personas con el grupo Reparaciones pero durante el año solo quedan 17 personas”.

La imagen puede contener: Oscar Roque Ceferino Bordon, exterior

El tucumano se encuentra en la Base Orcadas cumpliendo tareas de meteorología. “Estoy como observador meteorológico, trabajo en el Aeropuerto Benjamín Matienzo y fui seleccionado para esta campaña. En este momento estarían comenzando las tareas tenemos un barco turista en la base así que recibimos a los turistas. Es una actividad distinta a lo cotidiano y lo que nos espera en invierno”, comentó.

El día de Oscar se basa en mucho trabajo con planificación en conjunto. “Se arranca a las 7 o 7:30 con desayuno, 8:30 una reunión para coordinar los trabajos a realizarse durante el día, luego el almuerzo. A las 15:00 se retorna a los trabajos de mantenimiento en la base. Hay biólogos y guardaparques que están durante el año realizando conteo de los animales, pingüinos, aves, lobos marinos, focas y elefantes marinos”.

El meteorólogo explica que actualmente en la base se ha alcanzado una temperatura de 0° y una sensación térmica de °-5. Contrario a los fuertes calores que se dan en nuestra provincia.

La imagen puede contener: Oscar Roque Ceferino Bordon, cielo y océano

La familia de Oscar está compuesta por su esposa y sus tres hijos Mauro, Leandro y Jeremías, que, por un guiño del destino, nació un 22 de febrero, día de la Antártida Argentina.

Al tucumano, sin embargo le quedan pocos días para regresar. “Sería aproximadamente hasta fines de febrero si no se extiende hasta los primeros días de marzo. Ya estuve en el 2011 en esta base y me quedé hasta el 24 de febrero del 2012. Estuve 14 meses”, finalizó.

Compartir

Comentarios