Su nombre completo: Rima bint Bandar bin Sultan bin Abdulaziz al Saud. Tiene 43 años. (AFP)

La princesa Rima bint Bandar bin Sultan bin Abdulaziz al Saud es una mujer de 43 años que viene del mundo de los negocios relacionados con el lujo.

Arabia Saudita tendrá por primera vez una mujer como embajadora y será en Estados Unidos, según anunció en las últimas horas el príncipe heredero Mohammed bin Salman.

El gesto tiene mucho de cosmético y se hizo coincidir con un momento de gran visibilidad para el reino por la cumbre Liga Árabe-Unión Europea, que comenzó en Sharm el Shij (Egipto), y por la gira asiática del heredero y hombre fuerte del país, que ha incluido Pakistán, India y China.

La princesa Rima bint Bandar bin Sultan bin Abdulaziz al Saud es una mujer de 43 años que viene del mundo de los negocios relacionados con el lujo.

Es hija de un notorio predecesor en el cargo, Bandar bin Sultan, quien ocupaba la embajada de Washington en 2001 cuando el 11 de septiembre se produjeron los atentados, 15 de cuyos 19 autores eran sauditas.

La princesa Rima releva a Jaled bin Salman, hermano de Mohammed y a quien (según aparece en mensajes detectados por el espionaje de EE.UU. y en informes del Congreso) consultó el periodista Jamal Khashoggi en busca de garantías para su visita al consulado en Estambul, donde lo asesinaron.

Jaled vuelve a Riad y pasa a ser viceministro de Defensa al lado de Mohammed, quien está a cargo de esa cartera.

Pero, según Ali al Shihabi, fundador del think tank Arabia Foundation, Jaled no actuará de comparsa de su hermano sino de ministro de Defensa efectivo, mientras Mohammed continúa reforzando su poder en la casa de los Saud.

Para el analista Fawaz A. Gerges, de la London School of Economics, el nombramiento de la princesa Rima “trata de pulir la imagen de Arabia Saudita y de reforzar la imagen del rey y de su hijo como reformistas.

También, dice, la decisión pretende hacer frente a los cuestionamientos hacia el reino en Estados Unidos.

La hija del embajador Bandar bin Sultan (a quien le decían Bandar Bush por su amistad personal con el presidente George W. Bush) es nieta del rey Faisal por parte de madre y vivió su adolescencia y juventud en Washington, donde se graduó en museología.

Según su biografía oficial, Rima se ocupó activamente de la promoción de las mujeres sauditas, en particular en los mundos laboral y empresarial, pero también en el deporte.

Es, además, la presidenta en Riad de los exclusivos almacenes de artículos de lujo Harvey Nichols y en 2013 creó Baraboux, su propia marca de bolsos de piel de serpiente y cocodrilo.

Fuente: Clarín

Compartir

Comentarios