Richard Yu, CEO de Huawei Consumer Business Group, durante la presentación del nuevo teléfono plegable Mate X, este domingo en la antesala del Mobile World Congress que se celebra en Barcelona. Stefan Wermuth/Bloomberg

El gigante chino presentó el dispositivo y se une así a la tendencia que será dominante en este 2019.

Días después de que su rival surcoreano Samsung lanzara al mercado un teléfono plegable, el gigante chino de las telecomunicaciones Huawei hizo lo propio en Barcelona este domingo, en la víspera del Mobile World Congress (MWC), presentando el Mate X, su teléfono con pantalla plegable y compatible con las redes 5G.

"Nuestros ingenieros trabajaron en esta pantalla por más de tres años", indicó Richard Yu, responsable de la división de consumo de Huawei.

Este teléfono inteligente, que estará disponible a mediados de año y se venderá a partir de los 2.600 dólares, es "el plegable más rápido del mundo".

"El futuro ya está aquí", proclamó el directivo al presentar el dispositivo. La principal diferencia con el modelo de Samsung -que incorpora dos pantallas diferenciadas: una pequeña para funcionar como móvil y otra más grande para tableta- es que el Mate X tiene una única pantalla, que se dobla y amplía su tamaño al desplegarse.

Plegado, el teléfono posee una pantalla de 6,6 pulgadas (16,8 cm) en su parte delantera, ligeramente mayor que la de un iPhone Xs Max, y otra de 6,3 pulgadas (16 cm) en su parte trasera. Desplegadas, se obtiene una tableta con una pantalla de unas 8 pulgadas (20,3 cm).

"Es muy versátil y útil" explicó Yu sobre el innovador dispositivo que ha precisado varios años de desarrollo y un centenar de patentes nuevas.

El terminal está equipado con el procesador Kirin 980 y el módem Balong 5000 que ofrece una velocidad de 1GB (una película) en 3 segundos, tiene 8 gigas de RAM, 512 GB de capacidad, la posibilidad de utilizar doble SIM, y una batería de 4.500 mAh en dos partes que complementa con tecnología de carga rápida 55W que, en solo 30 minutos, carga el 85 por ciento de la capacidad.

"Este teléfono no es solamente para el 5G de hoy sino para el de mañana", aseguró Yu, explicando que será compatible con las normas de las distintas fases en que serán desplegadas las redes inalámbricas de quinta generación superrápidas 5G.

Los teléfonos plegables son vistos por la industria como una innovación capaz de reavivar el mercado de los smartphones, que retrocedió cerca de un 4% en 2018.

En ese contexto, Yu anunció que las ventas del grupo chino, número dos mundial tras haber superado al estadounidense Apple, se ubicaron en 206 millones de unidades en 2018, frente a los 150 millones de aparatos en 2017.

Fuente: AFP / EFE

Compartir

Comentarios