Luis D Elia se entrega en Comodoro Py tras el pedido de detención

El Tribunal Oral Federal 6 ordenó que se haga efectiva la condena tras el fallo de Casación. Es por la toma de una comisaría en 2004.

El Tribunal Oral Federal 6 rechazó la prisión domiciliaria y ordenó que se haga efectiva la detención del dirigente kirchnerista, Luis D'Elía, por la toma de la Comisaría 24 de la Boca, en junio de 2004.

El viernes, la sala III de la Cámara Federal de Casación Penal -con la firma de los camaristas Liliana Catucci, Eduardo Riggi y Carlos Mahiques- dispuso que se diera "inmediato cumplimiento" a la condena a tres años y nueve meses de prisión a D'Elía.

Pero la sala III certificó esta mañana que, a pesar de su decisión unánime de hace tres días, aún "no se había procedido a detención de D'Elía", quien habría solicitado que, por razones de salud, se le concediera prisión domiciliaria.

Esta tarde, el tribunal TOF número 6 rechazó la prisión domiciliaria para D'Elía por motivos médicos y ordenó que se efectivice la detención.

Después de conocer la medida, D'Elía informó a través de su cuenta de Twitter que se encontraba en camino a los tribunales de Comodoro Py. "Comodoro Pro acaba de negarme la prisión domiciliaria, no les importó que tenga tres bypass, que tenga un infarto en la base del corazón, que sea insulinodependiente, que tome diez comprimidos por día, que tenga que hacer una hora de caminata diaria", sostuvo.

Y siguió: "Esto es pura venganza oligarca del macrismo. Para cumplir con el cable 1222 de Wikileaks donde la embajada de EE.UU. le pide a Macri que yo vaya preso. Una venganza para la Justicia y la soberanía política del pueblo argentino. Volveremos, Cristina presidenta carajo, patria o muerte, venceremos, libertad a todos los presos políticos".

D'Elía había sido sobreseído por la Sala I de la Cámara Federal, integrada entonces por Eduardo Farah, Jorge Ballestero y el destituido Eduardo Freiler, pero la medida fue luego revocada, y el TOF 6, en noviembre de 2017, lo sentenció a cuatro años de prisión por atentado contra la autoridad agravado, lesiones leves, instigación a cometer delitos, privación ilegal de la libertad y usurpación.

Luego la Sala III de la CFCP redujo la pena a tres años y nueve meses de prisión por instigación a cometer delitos, y en diciembre último rechazó un recurso extraordinario con el que la defensa pretendía evitar el encarcelamiento.

Fuente; La Nación

Compartir

Comentarios