El comunicador Jorge Ramos fue demorado junto a su equipo en el palacio de Miraflores.

Los reporteros de la cadena Univisión habían sido retenidos tras una entrevista al mandatario. Lo grabado quedó en manos de las autoridades.

El periodista de Univision Jorge Ramos confirmó este lunes que estuvo retenido con su equipo durante dos horas en el Palacio de Miraflores, en Caracas, después de que a Nicolás Maduro no le gustaran las preguntas que le hizo, al tiempo que le confiscaron todo el material y lo grabado.
"La entrevista la tienen ellos", subrayó Ramos en sus primeras declaraciones tras haber estado retenido en Miraflores junto con cinco productores y camarógrafos.

 

Además de confiscarle todos los equipos e incluso, Ramos dijo en una llamada a Univision que los "encerraron en un cuarto de seguridad, apagaron las luces" y les "arrancaron los celulares".
También se quedaron con muchas "cosas personales", dijo Ramos ya desde el hotel de Caracas donde se alojan.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, durante un acto oficialista en Caracas. /EFE/Raúl Martínez/


Ramos confirmó lo dicho por Univision y el Sindicato de Trabajadores de la Prensa de Venezuela, salvo el tiempo que estuvieron en Miraflores contra su voluntad, que se había dicho que fueron cinco horas, pero él las redujo a dos y media.
"Teníamos una entrevista con el líder Nicolás Maduro y después de aproximadamente 17 minutos de entrevista a él no le gustaron las cosas que le estábamos preguntando sobre la falta de democracia en Venezuela, sobre la tortura, los prisioneros políticos y la crisis humanitaria que se está viviendo", relató a Univision.
Maduro se levantó de la entrevista después de que le mostrara unos vídeos de unos jóvenes comiendo de la basura.

 

"Inmediatamente uno de sus ministros, Jorge Rodríguez (comunicación), vino a decirnos que la entrevista no estaba autorizada y nos confiscaron todo el equipo", dijo Ramos.
"No tenemos nada", se lamentó el periodista, conocido en toda América Latina, que se caracteriza por un estilo incisivo que también le causó problemas en su día con el presidente de EE.UU., Donald Trump, por sus políticas antiinmigrantes.

 

El senador republicano estadounidense Marco Rubio, al que se considera uno de los artífices de la política del presidente Donald Trump hacia Venezuela, hizo eco de lo ocurrido a Jorge Ramos y su equipo de productores y camarógrafos en su cuenta de Twitter.
"Sobre las 7 pm de hoy el #Régimen de Maduro detuvo al periodista estadounidense porque no le gustaron las preguntas al dictador sobre el lanzamiento de gases lacrimógenos y el disparo de armas de fuego en la frontera con Colombia".

"Es un régimen arrogante que se cree invulnerable y está actuando con total inmunidad", subrayó Rubio en Twitter.

 

Fuente: Clarín

Compartir

Comentarios