Antes de arribar a la provincia, el flamante entrenador de San Martín manifestó: "No hay mucha historia: estoy 10 a 1 arriba. Sólo una vez no pude dejar a un equipo en Primera". "Este es un lindo desafío", agregó el director técnico.

 

  “El 95% ya nos dio la extremaunción. Pero nos quedan cinco vidas y vamos a hacer todo lo posible para zafar. No hay mucha historia: estoy 10 a 1 arriba. Sólo una vez no pude dejar a un equipo (Quilmes) en Primera. Es 11 a 1 o 10 a 2. Pero lo vamos a intentar”, promete en plena madrugada el flamante entrenador de San Martín de Tucumán.

El DT arribará a la provincia en las próximas horas y a la tarde dirigirá la primera práctica en el estadio de la Cudadela, de cara al partido con Lanús el próximo sábado. 

Respecto  a su llegada al Santo dijo: "Yo no tengo problemas con Bragarnik. Lo critiqué por lo que hacía con Arsenal. A mí me llamó el presidente (Roberto Sagra), pero Bragarnik dio buenas referencias. Ojo que yo no formo parte de su escudería, eh".

Respecto a su vuelta al ruedo luego de un descanso en su función, Caruso aseguró "me gusta trabajar y yo hago lo que me entusiasma. Y este es un lindo desafío". 

El entrenador sabe que lo que viene no será sencillo: "Si fueran ocho o diez partidos, la podés pilotear. Pero los tiempos son tiranos. Tenemos cinco partidos: Lanús, Huracán, Boca, Estudiantes y San Lorenzo, tres de local. Si fallamos en uno solo, marchamos. Eso sí, yo no vengo con la intención de armar un equipo para la B Nacional. Ni siquiera lo hablamos. Pero sueño con poder salvarlo. Además, conozco un montón de jugadores que están en el club".

Por último, en referencia al plantel, sostuvo "Es un buen equipo, haremos lo imposible para que tenga vida hasta el final. Los jugadores tienen que entrar en una buena rachita.

Compartir

Comentarios