Gigena aseguró que el pedido fue realizado desde un primer momento por la menor.

José Gigena, el profesional que practicó la cesárea a la nena de 11 años que fue víctima de una violación, detalló los pasos que se siguieron para practicar el procedimiento, avalado por el entorno de la menor.


La decisión de la familia de la nena de 11 años violada y embarazada de realizar la cesárea, concretada ayer por el doctor José Gigena en el hospital Eva Perón, tomó trascendencia nacional. Fue el propio profesional quien dialogó con La Mañana de la 12, por LV12, y detalló los pasos a seguir, además de un relato sentido que lo movilizó en el transcurso de su declaración.

Gigena aseguró que el pedido fue realizado desde un primer momento por la menor, avalado por su entorno, y consideró que "si esto se hubiese escuchado en el momento que la niña lo pide, hoy estamos hablando de otra cosa, sin llegar a instancia quirúrgica", criticando el tono político y mediático que cautivó a la situación, y explicó en pormenores cómo tuvo que proceder: "la niña no tenía posibilidades de tener una interrupción legal del embarazo por vía vaginal por su cuerpo infantil. Una nena que no llegaba a los 50 kilos. Cuando ingresamos a la habitación la imagen fue muy triste: una nena sentada en la cama jugando con los juguetes de plástico, muñecas. Cuando nos vio, le pedía a su mamá que no la abandone. Hice una microcesárea, fue exitosa. Nació el bebé y firmé un certificado, se hizo la asistencia ante un prematuro de esas instancias, no lo abandonamos. Quiero desmentir que lo hicimos para matar a un niño".

Y antes las críticas recibidas por diversos sectores en las voces que se alzaron contra su accionar, puntualizó: "quisiera ver a la gente que nos critica en redes sociales tomar una decisión en ese momento. Esta niña pidió que le saquen lo que 'el viejo le puso adentro'", al tiempo que explicó que él y su esposa fueron los únicos participantes en el procedimiento, ya que los instrumentistas del hospital declararon la objeción de conciencia: "la idea era tener una imagen femenina, amigable, porque cada hombre que se le acercó, le generó mucho problema".

Además de quedar clara su postura ante una situación de esta magnitud, Gigena se manifestó a favor de la causa para llegar al aborto seguro, legal y gratuito: "hicimos lo que teníamos que hacer, se tiene que respetar el derecho de decidir de cada mujer, más en estos casos de flagrante violación de todos los derechos de esta niña a los once años y abandonada por los sistemas de salud. Tenemos que soportar un monton de situaciones, vale la pena ponerle el cuero a esta militancia".

Compartir

Comentarios