Luis Suárez celebra un gol en el Bernabéu.

Tras el 1 a 1 en la ida, el Barsa ganó este miércoles por 3 a 0 en Madrid. Suárez, la gran figura, metió dos goles.

En el Santiago Bernabéu y tras el 1-1 en la ida, Barcelona le ganó 3-0 a Real Madrid y se metió en la final de la Copa del Rey. Lionel Messi fue titular, aunque no tuvo demasiada participación en el juego de su equipo. 

El conjunto local comenzó en buen nivel y dispuso de las mejores situaciones para abrir el marcador. A los 36 minutos, Casemiro habilitó a Vinicius y lo dejó mano a mano con Marc-André Ter Stegen, pero el brasileño definió mal y Karim Benzema no pudo en la segunda acción.

Instantes más tarde, Vinicius se lo volvió a perder adentro del área. Los de Santiago Solari pagarían muy cara la falta de efectividad.

En el inicio del segundo tiempo, un cabezazo de Benzema que se fue apenas desviado fue lo primero -y último- del Real.

La réplica de Barcelona fue letal: Luis Suárez no perdono en el área y anotó el 1-0. La conquista del uruguayo desataría un vendaval que terminaría con el local.

Un desborde de Ousmane Dembélé terminó en un centro que Raphaël Varane metió en contra; y luego Suárez, quien generó el penal y él mismo lo convirtió picándola, cerró la goleada.

De este modo, se consumó la goleada a domicilio que desembocó en la clasificación de Barcelona al partido decisivo. Messi y compañía esperan al ganador de Betis y Valencia, que mañana definirán al otro finalista. 

Compartir

Comentarios