Los héroes de la noche.

La mamá y la bebé se encuentran en buen estado de salud. Esperan el alta médica para las próximas horas.

Por unos minutos, dos policías se convirtieron en parteros. Una mamá de 21 años tuvo a su bebé en una garita. Los efectivos ayudaron en el parto. La joven y el recién nacido se encuentran en buen estado de salud.

En la madrugada los agentes Maximiliano Jiménez y Maximiliano Valdez realizaban recorridos preventivos por el barrio Barrancas del Salí cuando observaron a varias personas pedir ayuda.

Resulta que Emilse Aguirre comenzó el trabajo de parto. A la demora de la ambulancia, la joven rompió bolsa. En la parada de colectivo en el lugar  los policías pusieron y ayudaron en el parto.

Después de unos minutos recibieron a la recién nacida. La mamá y el bebé fueron trasladados a la Maternidad en un patrullero del Sistema de Emergencia 911.

La criatura pesó 2600 kilogramos y la llamaron Victoria. Ahora su mamá, como ella se encuentran en perfecto estado de salud.

Compartir

Comentarios