El gobernador anunció en conferencia de prensa el acuerdo alcanzado.

Ambas parte rubricaron el convenio que establece un aumento de 25%, en dos partes, y la inclusión de la cláusula gatillo. "Cada inicio de ciclo lectivo es una nueva esperanza para Tucumán", dijo el gobernador Manzur.

Luego de una serie de reuniones llevadas a cabo por representantes de la docencia a nivel provincial y el gobierno de Juan Manzur, este mediodía, en Casa de Gobierno, se firmó el acuerdo paritario para los docentes tucumanos para el 2019. El mismo fue acordado en un incremento salarial del 25%, dividido en dos etapas (12,5% a partir del 1 de marzo, y el otro 12,5% desde el 1 de septiembre), que estará sujeto al crecimiento de la inflación para impulsar la cláusula gatillo en junio, septiembre y diciembre.

Juan Manzur hizo el anuncio oficial cerca de las 12.30 del jueves, donde manifestó su satisfacción por llevar a cabo uno de los incrementos más altos "a la familia de la educación": "si la inflación a nivel nacional vuelve a aumentar y se vuelve a descontrolar, los trabajadores de la educación no tienen la culpa. Vamos a hacer lo que esté a nuestro alcance para cumplir. Cada inicio de clases es una nueva esperanza".

La otra novedad que anunció el gobernador fue una iniciativa de titularización, donde notificó: "lo estuvimos analizando: en los próximos 60 a 90 dias, docentes en condiciones serán titularizados porque es lo que corresponde". A esta noticia, fue Isabel Ruiz, miembro de ATEP, quien aprovechó para agradecer y la calificó como "una excelente noticia".

El secretario general de ATEP, David Toledo, calificó como "fundamental para el marco democrático" el acuerdo llevado a cabo para la paritaria docente: "venimos acordando porque logramos en una etapa muy dificil garantizar la educacion, sobre todo a sectores vulnerables", mientras que el ministro de Gobierno, Regino Amado, adelantó que los próximos pasos a seguir redundarán en nuevas reuniones con los docentes porque "todavía hay puntos a tratar". En cuanto a los paros anunciados a nivel nacional, el funcionario manifestó: "vamos a tratar de que los chicos ingresen a las escuelas lo antes posible".

La principal referencia educativa entre docentes y el gobierno provincial es Juan Pablo Lichtmajer, quien se vio fortalecido en su rol de ministro de Educación al lograrse el acuerdo entre las partes, y señaló que "los tucumanos pueden tener confianza porque acá se cumple la palabra, y es el cuarto año consecutivo que lo logramos. Pudimos preservar a Tucumán de las políticas de ajuste y de conflicto permanente que caracterizan a la relación del gobierno de Mauricio Macri con la docencia. El esferuzo lo hace la provincia".

Compartir

Comentarios