Brasil se tornó de riesgo, pero el doctor Cortéz no informó por casos entre tucumanos.

El jefe de Inmunizaciones del Siprosa, Ricardo Cortez, explicó la necesidad de tener las dosis de vacunas para evitar contraer la enfermedad. Afirmó que desde el año 2000 que no hay casos autóctonos.


Ricardo Cortéz, jefe del Departamento de Imnunización del Siprosa, realizó un análisis para combatir los peligros de la propagación del sarampión debido a un caso reciente detectado en Rosario, e informó que son fundamentales las vacunaciones al año de vida y una segunda a los 5 años, o hasta los 54, para evitar los contagios.

El caso que reavivó las medidas de prevención se dio en la ciudad santafesina por un hombre de 35 años que había vuelto de Hong Kong, con una escala en Canadá. En este sentido, explicó que desde el año 2000 que el sarampión no produce casos autóctonos en el país y que las campañas de los últimos años ayudaron a erradicar los tres casos que surgieron en 2017.

"Siempre hay viajeros que se contagian de sarampión. Es un tema permanentemente en vigilancia porque es una enfermedad contagiosa. Lo fundamental es que la población esté bien vacunada", recomendó Cortéz, quien advirtió los riesgos surgidos en Brasil, donde la enfermedad se expandió hasta el sur, cercano a la frontera con Argentina: "Brasil durante 2018 y este año tuvo mas de 10mil casos con 12 defunciones. Temíamos que tucumanos se puedan contagiar pero hasta el momento no tuvimos novedades".

 

Compartir

Comentarios