Denuncian falta de seguridad en las instituciones por la noche.

Docentes y autoridades denuncian que no se reemplazó la custodia durante la noche desde que se jubilaron los serenos.

El regreso a sus lugares de trabajo luego de las vacaciones de verano, se transformó en un dolor de cabeza para muchos docentes del interior tucumano. Varios establecimientos educativos fueron objeto de distintos robos y de daños en la infraestructura edilicia por parte de desconocidos que, aprovechando la falta de serenos, violentaron los accesos y alzaron lo que encontraron a mano.  

Al  menos unas 15 escuelas de los departamentos Chicligasta, Simoca y  Alberdi, acusaron la incursión de delincuentes que, como en los casos de la 181 de La Esperanza (Villa  Trinidad) y la 234 Pedro Giachino de Yucumanita (Villa de Medinas), dejaron sin alimentos y artículos de cocina a los comedores que alimentan a cientos de niños de las familias humildes que habitan la zona.

Hubo otros casos en los que los ladrones se llevaron materiales didácticos, ventiladores, equipos de audio, elementos de talleres, sillas y computadoras. Para ingresar a los locales escolares los delincuentes destruyeron puertas y ventanas.

Durante el ciclo lectivo del año pasado hubo escuelas en la que sufrieron hasta tres robos en un año.  Tal es el caso de la Pedro Giachino y la Arturo Illia de Concepción.  “Lamentablemente los edificios escolares durante las noches quedan en manos de ladrones, en muchos casos menores, que deambulan buscando qué robar. Y a estos no les importa si dejan a niños sin comer o sin sus elementos de aprendizaje” dijo Alicia Carrizo, vecina de El Churqui. “Lo que sucede es que cada vez hay más adolescentes atrapados por los vicios de la droga o el alcoholismo y no trabajan. No tienen el control de sus padres. Después salen a robar sin importarles nada” apuntó, por su parte, María Carrizo, de Alberdi.  

Son escasas las escuelas que disponen de serenos o custodios en horario nocturno. Por eso los docentes coinciden en que se tiene que recuperar esa figura de auxiliar. “Es el que se encargaba de vigilar o custodiar las escuelas. Al menos  ponía en alerta a la policía. Ahora más que nunca hace falta ante el incremento de la delincuencia. Los que cubrían ese puesto ya se jubilaron y nunca fueron reemplazados” advirtieron profesores que prefirieron no identificarse.

“Aquí las principales víctimas son los niños. Se quedan sin alimentos y los elementos  que se utiliza para enseñar. Además quedan expuestos al calor o al frío porque los ladrones se llevan ventiladores  y estufas. Realmente utilizamos esos elementos” advirtió Inés  Diaz, miembro de una cooperadora escolar de La Trinidad.

“Todo el esfuerzo que hacemos los padres para que se puedan comprar diferentes elementos que mejoren las condiciones de la escuela, llegan los delincuentes y destruyen todo en una noche” se quejó.

Denuncias

Las escuelas que fueron objeto de robos denunciados por sus directivos ante la policía fueron: Florentino Ameghino de Alberdi (nivel inicial), 376 Juan Castelli de El Churqui (Villa Belgrano), Independencia de barrio Alvear (Concepción), de Adultos N°4 de Concepción, 234 Capital Giachino de Yucumanita (Medinas), Escuela Secundaria de El Molino, 181 de La Esperanza (Villa La Trinidad).

Varias instituciones de los departamentos de Graneros y Simoca  faltan ser incluidas en la nómina que manejan las autoridades educativas. El ex jefe de la Regional Sur de la policía, comisario mayor Félix Concha dijo que la repartición está llevando adelante procedimientos autorizados por la justicia a fin de dar con elementos sustraídos en las escuelas. “Hemos recuperado materiales que fueron robados por ladrones que resultaron ser de la zona. Al mismo tiempo continuamos con los recorridos  nocturnos en inmediaciones de los establecimientos educativos”, comentó el oficial.  “Lamentablemente no podemos poner un custodio en cada escuela porque son numerosas” concluyó.

Fuente: La Gaceta

Compartir

Comentarios