Frigerio remarcó que la Argentina seguirá siendo un país abierto para los hombres de bien que quiren venir a trabajar y colaborar con el desarrollo del país

Rogelio Frigerio remarcó que la iniciativa "tiene que ver con el cumplimiento de la Ley de Migraciones" y precisó que más específicamente apunta a "impedir la radicación de personas que cometen delitos".

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio anunció la aplicación de un régimen de reciprocidad para otorgar la residencia en la Argentina a ciudadanos extranjeros que incluirá el requisito de demostrar diez años sin antecedentes penales.

Frigerio remarcó que la iniciativa "tiene que ver con el cumplimiento de la Ley de Migraciones" y precisó que más específicamente apunta a "impedir la radicación de personas que cometen delitos".

"Lo que estamos planteando tiene que ver con el pedido de radicación, que no tiene que ver necesariamente con cualquier ingreso al país. Cuando pida radicación se le va a pedir lo mismo que se le pide a la Argentina: diez años sin antecedentes delictivos", expresó el funcionario nacional en una conferencia de prensa en la Casa de Gobierno.

Por su parte, el director nacional de Migraciones, Horacio García, sostuvo que la nueva disposición "va a empezar a acontecer con las personas que quieran radicarse a partir de ahora" y que va a entrar en vigencia "a partir de su publicación (en el Boletín Oficial), seguramente el miércoles".

Frigerio remarcó que la Argentina seguirá siendo "un país abierto para los hombres de bien que quiren venir a trabajar y colaborar con el desarrollo del país", mientras que al mismo tiempo será "tremendamente restrictivo con los que vengan a pretender cometer delitos".

"Decidimos exigir un certificado de carencia de antecedentes penales de los últimos 10 años, para todos aquellos que quieran residir en la Argentina. Esto tiene que ver con el cumplimiento de la Ley de Migraciones. Nuestro deber es proteger a los inmigrantes y a todos los argentinos, con acciones y políticas que hagan que se sientan seguros. Buscamos impedir la radicación de personas que cometen delitos", sostuvo.

A su vez, precisó que desde la puesta en marcha de la gestión de MAURICIO MACRI, en diciembre de 2015, se otorgaron 700 mil residencias a extranjeros, lo cual es "una cifra récord".

Frigerio también indicó que en el mismo lapso hubo un "récord de expulsiones de aquellos extranjeros que no cumplieron con los requisitos para residir en el país" y que se incrementaron en un "800 por ciento" esas expulsiones comparadas al mandato presidencial anterior (2011-2015).

El funcionario remarcó que desde que está el actual gobierno se incorporó la base de datos de Interpol en las fronteras y todas aquellas puertas de acceso al país, lo cual tuvo un importante impacto en identificar irregularidades en materia migratoria.

Fuente: La Voz

Compartir

Comentarios