Fachada del Congreso de la Nación (Shutterstock)

Con la apertura de las sesiones ordinarias en el parlamento, el agro tiene una nueva oportunidad para lograr la conservación del suelo y una regulación de las aplicaciones de fitosanitarios.

En un año donde las elecciones tendrán un alto protagonismo, el campo aguarda con mucha expectativa las definiciones de los legisladores sobre temas centrales que deberán debatirse en ambas cámaras.

Uno de los principales proyectos es la modificación de la actual Ley de Semillas. El año pasado se logró en diputados un dictamen en un plenario de comisiones, que ya tiene orden del día y se espera que sea tratado en el primer semestre de este año.

Además, en el marco de la Mesa Nacional de la Soja que se realizó en la semana con la presencia de Mauricio Macri, el Presidente comentó que Cambiemos tiene “limitaciones” para conseguir la sanción de esta nueva Ley. Al no contar con mayoría en ambas cámaras, el oficialismo necesita negociar con sectores de la oposición para sumar apoyo a la iniciativa.

Por otro lado, desde diversos sectores de la producción, hay un reclamo histórico que es la sanción de una Ley de Seguros Multirriesgo, para hacer frente a una situación climática cada vez más complicada. El secretario de Gobierno de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, expresó en más de una oportunidad que desde la Mesa de Seguros se está trabajando en la búsqueda de un consenso para luego trasladar el debate al Congreso.

Ley de Envases y las economías regionales

Según la Fundación Barbechando -entidad que sigue de cerca el debate de las cuestiones agropecuarias en el Congreso de la Nación-, también aguarda un debate en diputados sobre una iniciativa que reduce las multas a productores ante el incumplimiento de la Ley de Envases, además del proyecto para crear un Consejo Federal Interministerial de Economías Regionales, que permita coordinar la interacción entre regiones y zonas productivas, relevar producciones y desarrollar programas.

Álvaro Tomás, presidente de Barbechando, aseguró que este año se trabajará intensamente “para que el Congreso no pierda el lugar de discusión para el sector agrario, y lograr que sea un año productivo en términos legislativos. Para eso hay que trabajar en tres temas: Regulación de aplicaciones, protección del suelo y presupuesto orientado a la comunidad agroindustrial”.

De acuerdo a un trabajo de Directorio Legislativo, durante el año pasado, el Congreso sancionó 36 proyectos de ley, el número más bajo de sanciones desde 1983 y una reversión en la tendencia que en años no electorales hay mayor producción legislativa que en períodos electorales. Entre estas sanciones, sólo fueron aprobadas 2 leyes exclusivas para el sector agroindustrial, es decir, un 5% del total.

Fuente: Infobae

Compartir

Comentarios